“Gloria Bell”, el musical encubierto de Sebastián Lelio

El director de “Una Mujer Fantástica” hablò con Publimetro sobre el desafío que fue adaptar su exitosa cinta, esta vez con Julianne Moore como protagonista.

Por Nicholas Townsend

Como un musical encubierto. Así define su cinta “Gloria Bell” el director nacional Sebastián Lelio.

La película es una adaptación de “Gloria” (2013), trabajo protagonizado por Paulina García, quien obtuvo el Oso de Plata a la mejor actuación femenina en el Festival Internacional de Cine de Berlín, y que en esta versión cuenta con el rol principal interpretado por Julianne Moore.

“Es un estudio del personaje y una comedia romántica. Tiene todos esos elementos, pero tiene vocación de musical. Cada dos o tres minutos sale una canción y ésta informa sobre el proceso del personaje, que la está cantando o bailando. La música cuenta la historia”, dice el cineasta a Publimetro sobre la cinta que se estrena hoy en Chile.

Y es que tal como en la versión original, el trabajo de escoger los temas fue fundamental en esta adaptación que explica como “tocar una misma canción con una banda de rock”. Por eso buscó la asesoría de la periodista Marisol García para dar con los temas precisos para el personaje de Gloria Bell. “Fue muy entretenido encontrar la traducción de ese repertorio romántico de la primera. Con Marisol fuimos construyendo un primer set de canciones, luego las compartimos con Julianne Moore y ella daba su ‘feedback’ de lo que significaban esas canciones culturalmente en EEUU. Yo quería que estuviera cómoda con lo que iba a cantar y bailar”, explica.

Y agrega: “La película tiene música original de Matthew Herbert, que también agrega una dimensión nueva al relato”.

En cuanto al desafío de enfrentarse a sí mismo al hacer esta adaptación, que la misma actriz estadounidense le pidió realizar, Lelio no duda en confesar que “estaba muerto de miedo”, pero que se debía “justamente a lo peligroso que era meterse con un material que ya había gustado”.

Esto lo terminó por motivar. “Ese peligro de fracasar, de volver esta historia a la vida y hacerla vivir, no nuevamente, sino que por primera vez (porque es una película distinta), ésa fue una de las principales razones y motores de hacer esto. El desafío artístico”, expone.

Pese a que reconoce que la adaptación cultural de la cinta no fue algo tan complejo, ya que “hay un componente universal que prima”, sí estaba preocupado “en términos de leguaje”.

“La gente se define por lo que habla y hay tanta conversación cotidiana… Entonces, capturar la textura cultural correcta era desafiante”, dice el director sobre esta nueva historia que contiene más humor que la original.

De esta manera, para Lelio su personaje “Gloria”, “después de esta cinta, es algo así como un arquetipo que fue canalizado por Julianne Moore”.

Para aquellos que vieron la cinta de 2013 protagonizada por Paulina García, imborrable es la escena en la que la actriz gira sobre un juego en una plaza de Viña del Mar. Un momento que para el director forma parte del universo icónico de la película.

“Comprendí que cambiar eso era un error. Había que conservar el gato sin pelo, los lentes y la iconografía que hizo de Gloria, Gloria. Ése era uno de los momentos más icónicos de la historia. Jugué con probar con otros juegos, pero siempre ganó ése”, cuenta Lelio, quien agrega: “Fue bien alucinante llevar uno de estos juegos a Las Vegas y filmar con las luces de la ciudad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo