Mark Ronson invita a disfrutar de las “sad bangers” con su Club Heartbreak

Estuvimos en el el club Scala, en Londres, en la última presentación del músico británico, escuchando a su playlist de viejos clásicos con su nuevo álbum Late Night Feelings.

Por James Leyfield

"Incluso si tienes el corazón roto, puedes pasar un buen rato". El mensaje de Mark Ronson fue claro cuando musicalmente trajo a Boy George, Dolly Parton y Amy Winehouse a Londres para su show especial del Club Heartbreak.

El DJ, de 43 años, hizo de anfitrión de sus "sad bangers" favoritas, tanto antiguas como nuevas, durante una sesión de una hora en el club nocturno Scala en Kings Cross el 25 de junio, pero la noche fue todo menos deprimida.

La multitud ciertamente siguió el consejo de Ronson después de que animara a los asistentes a "bailar y divertirse", a pesar del tema.

Después de comenzar la noche con una estilosa mezcla de I Can't Stand the Rain de Tina Turner y su propia canción, Find U Again, que tiene a Camila Cabello como invitada, le dijo al publico: "Sólo quiero explicar el show. Vamos a tocar algo de nuestra música bailable favorita de desamor”.

"No tienes que mirarme fijamente. No tienes que mirar el escenario. Puedes girar, bailar, divertirte, lo que sea que signifique para ti. Solo disfruta de estos “sad bangers”. Y sobre todo, gracias. ¡por venir!".

Además de Find U Again, Ronson tocó otras canciones de su nuevo álbum, Late Night Feelings, incluido su nuevo single Pieces of Us, que fue interpretado por King Princess en el escenario.

Mark Ronson Lorenzo Garrido

Mientras lanzaba sus primeras letras, un cañón cubrió a la multitud en un confeti plateado con forma de corazón.

El productor discográfico aceleró aún más al público cuando tocó la canción titular de su nuevo álbum Late Night Feelings, que tiene a Lykke Li como invitado, antes de que estallara una grito general al anunciar que Dua Lipa estaba "en el edificio".

Charli XCX, cantante y compositora de 23 años, miraba al maestro DJ en acción desde un área privada al lado de la enérgica multitud, aunque Dua lamentablemente no apareció en el escenario para cantar Electricity.

Sin embargo, el publico no pareció tan desconsolado ya que la cantante y compositora, YEBBA, apareció para cantar Don't Leave Me Lonely junto con dos coristas.

Su momento fue recibido con un gran aplauso, al igual que cuando Ronson interpretó su tema junto a Boy George, Somebody To Love Me, lo que provocó que la bola tipo corazón roto de escenografía se volviera roja, haciéndolo aún más parecida a un corazón.

Incluso la lámpara con forma de dos lados de un corazón roto a cada lado de sus decks, también se puso roja mientras Ronson se aseguraba de que sus fans estuvieran bien.

"Londres, ¿lo estás pasando bien?" preguntó. "Incluso si tienes el corazón roto, puedes pasar un buen rato".

Hubo un momento aún más conmovedor cuando le hizo un mini-homenaje a su fallecida colaboradora Winehouse, quien murió en 2011 a los 27 años.

Cuando presentó su track Back to Black, dijo: "Esta persona me enseñó mucho sobre el dolor".

Siguiendo la melodía conmovedora, los tonos calmantes de la cantante de reggae de Dawn Penn, You Don't Love Me (No, No, No), y Hold Up de Beyonce le dieron un poco de descanso a la multitud antes de saltar a I'm Sorry Miss Jackson de OutKast.

Uno de los mejores momentos de la noche aún estaba por llegar cuando Ronson comenzó a tocar su colaboración con Miley Cyrus, Nothing Breaks Like a Heart, antes de entrar con su padre Billy Ray Cyrus y Lil Nas X con la canción Old Town Road.

Mientras Ronson mezclaba sin esfuerzo Nothing Breaks Like a Heart, globos en forma de corazón caían alrededor de la audiencia como para celebrar el maravilloso momento.

Si bien había globos y confeti en abundancia, no había barras de chocolate Curly Wurly a la vista.

Unos días antes del concierto, Ronson hizo un llamado a los fans para que no le lanzaran dulces durante sus shows, a pesar de ser un gran fanático de la confitería.

Hablando en el programa de televisión Sunday Brunch, dijo: "Ya sabes, tiras un Curly Wurly en un festival, agarra velocidad y te golpea en la cabeza, es como, bien podría ser un gesto de amor pero puede ser bastante doloroso."

Ronson mostró su propio gesto de amor a la multitud del Club Heartbreak al concluir su set con Jolene de Dolly Parton y Dreams de Fleetwood Mac, antes de entregar el control de sus decks a Boston Bun.

"Gracias YEBBA, King Princess y Dua Lipa, que están aquí presentes", dijo, "y, sobre todo, gracias por venir a celebrar. No sé si te estabas sintiendo bien o tienes un corazón roto, pero muchas gracias".

Mientras que la música sonaba llena de corazones rotos y el confeti plateado en forma de corazón que cubría el piso era pisoteado involuntariamente por la multitud al comenzar a dispersarse, ciertamente hubo muchas más sonrisas que caras largas en los rostros de la adoradora audiencia de Ronson.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo