Canal 13 y su estrategia para cazar audiencia con “Amor a la Catalán”

Tras la fallida “La Reina de Franklin” y el duro escenario de “Río Oscuro”, la señal probó su nueva apuesta en cuatro horarios para “darle la oportunidad” de verla a más público, explican

Por Nicholas Townsend

“Fue una estrategia a la que le metimos mucha cabeza. La maceramos harto y creo que fue súper acertada”, expone el productor ejecutivo del Área de Ficción de Canal 13, Matías Ovalle, respecto a las razones por las que la nueva teleserie “Amor a la Catalán” tuvo un estreno que se replicó en tres oportunidades, en diferentes horarios, en menos de 48 horas.

Si bien el estreno oficial había sido anunciado para el domingo, en horario prime, la ficción protagonizada por Tamara Acosta debutó sorpresivamente el sábado pasado después del partido de Chile contra Argentina por Copa América (con un rating de 13,1 unidades). Un día más tarde volvió a ser programada, después de la final de la misma competencia deportiva (14,6 de rating) y sólo horas antes de la que iba a ser su primera emisión (a las 22:30 horas, que obtuvo 9,3 puntos de rating, quedando en tercer lugar en su horario.

Como si esto hubiese sido poco, este lunes el primer capítulo de "Amor a la Catalán" volvió a exhibirse después de “Teletrece Tarde”, registrando 4,7 puntos de rating promedio (siendo superada por “Amar a morir” de TVN, que arribó a la franja de las 15:00 horas). La idea, de acuerdo a Ovalle, era “darle la oportunidad a la mayor cantidad de audiencia posible, en cantidad y variedad, de que se encuentren con nuestro episodio uno”.

La medida tomada por Canal 13 se presenta como una respuesta de la TV abierta a lo disgregado que está el público, y entendiendo que hoy las producciones locales de los canales no compiten sólo entre ellas, sino que también lo hacen con las apuestas presentes en las distintas plataformas de streaming y on demand.

“Las audiencias están en todos los canales, en todas las plataformas. No como antes, cuando eran más fieles a un solo canal. Parte de nuestro trabajo es ir a buscarlas donde estén, llevarles nuestra historia y nuestro producto”, explica el productor, reforzando la idea de que seguirán a la caza de los espectadores.

“Remamos hasta el final”

La estrategia de replicar en tres horarios distintos el debut de “Amor a la Catalán” no es la única que ha tomado Canal 13, en relación a esta apuesta, para ganar sintonía. La primera medida fue cambiar el horario para el que estaba pensada la teleserie, inicialmente. La producción dirigida por Vicente Sabatini iba a ser programada en la franja vespertina, pero finalmente optaron por pasarla al horario prime, desplazando a “Río Oscuro” -cuyo rating ha sido escuálido- a la segunda franja nocturna.

“En el fondo, nosotros siempre estamos buscando la mejor alternativa para darles la mayor visibilidad posible a nuestros productos. En el análisis del momento actual, de cómo está la parrilla de programas, pensamos que le podíamos dar una mejor posibilidad a ‘Río Oscuro’ más tarde y que iba a tener una mayor visibilidad por el tipo de contenido”, declara Matías Ovalle, añadiendo que “pensamos que tener un contenido fresco, alegre y divertido en la noche, en la primera franja, cuya oferta está un poquito más oscura, podríamos darle un plus a la audiencia en ese horario”.

En el marco del estreno de esta nueva historia, el ejecutivo analiza la opción de Canal 13 de seguir apostando por teleseries de factura propia; apuesta que empezó muy bien con la sorprendente “Pacto de Sangre”, pero que ha tenido un duro revés con “La Reina de Franklin” y ha visto cuesta arriba el posicionamiento de “Río Oscuro”.

“Nosotros somos un medio masivo que busca ser relevante, transversal y abierto. Las grandes audiencias aún están ahí en la TV abierta, y las teleseries, dentro de la ficción, son las que tienen más alcance. Es algo que no va a cambiar. La teleserie sigue gozando de buena salud”, afirma.

En el caso puntual de la producción que protagonizó Javiera Contador y Daniel Alcaíno, Ovalle asegura que “nos cuesta verla como un fracaso” y asegura que “siempre nos sirve de aprendizaje para ir afinando la puntería. Tenemos muchas variantes para medir el trabajo. Obviamente, el rating es una de esas. Siempre estamos mirando esa, pero tenemos otras herramientas para ir nutriendo lo que la gente quiere ver”.

Finalmente, el productor reconoce que “quizá en algunas partes del desarrollo no logramos conectar a nivel emocional como nosotros pensamos que lo íbamos a hacer”. Sin embargo, sentencia que “igual nosotros estamos con la conciencia tranquila. Remamos hasta el final”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo