“Primitivo” se confiesa: “Las dos viudas de Don Feña tienen sus cosas”

La mano derecha del otrora patriarca de los Catalán abre su corazón a Publimetro y cuenta cómo ha sido la vida tras la muerte de su ex jefe y el arribo a las panaderías de sus dos mujeres.

Por Karen Cordovez

La historia de “Amor a la Catalán” ya tiene un importante público cautivo que sigue día a día las aventuras de las dos viudas de Fernando Catalán, quienes han debido aprender a manejar juntas la cadena de panaderías que les heredó por partes iguales. En el proceso, Primitivo Mardones, otrora mano derecha del fallecido patriarca de ambas familias, ha tenido que asumir un rol clave para que las nuevas dueñas logren convivir de la forma más pacífica posible. Y el proceso no ha sido nada fácil, según confiesa a Publimetro.

En medio de su jornada laboral lo encontramos, caminando por las cercanías de la panadería ubicada en San Miguel. Aunque iba apurado al trabajo, aceptó conversar brevemente con nosotros respecto a cómo han sido estas primeras semanas sin su querido jefe, cómo van las cosas con sus nuevas patronas y cómo es su vida más allá del trabajo.

Hola Primitivo, ¿cómo le va? Oiga, tiene un minuto para que conversemos?

-¿De qué sería?

Mire, queríamos saber cómo ha sido para ti este tiempo en la panadería, tras la muerte de Fernando Catalán.

-Difícil. Echando mucho de menos a Don Fernando y aquí, tratando de lidiar con las viudas…, con ambas, qué hay que decirlo, ¡¡¡se ‘llean’ como el natre!!!

¿Por qué sigue siendo tan leal a Fernando Catalán, después de muerto?

-Primeramente, porque así me educo mi mami. Y porque Don Feña siempre fue un siete conmigo. Sus familias son como mi familia también, y yo le prometí que las cuidaría a las dos.

Cuéntenos…, ¿a cuál de sus dos jefas prefiere, a Yanara o a Isabel?

-Es que no se trata de quien más, quien menos. Las dos viudas tienen sus cosas, pero las quiero igual…, eso si, una me gusta más pa arriba y la otra más pa abajo.

Con todo el trabajo que tiene con sus nuevas jefas, uno se pregunta si irá a tener tiempo para el amor.

-Mire, aunque no me va nada de mal con las chiquillas, el amor igual me ha sido esquivo. Y la pega…, pucha que es ‘asorvente’.

¿Cómo es la mujer ideal de Primitivo? ¿Se parecerá a alguna de tus dos jefas?

-Igual podría ser una mezcla de ambas dos…, en eso creo que me parezco a Don Feña.

Oiga, y tiene tiempo de ocio como para ver teleseries, por ejemplo. ¿Vio “Pacto de Sangre”? ¿Qué le pareció? Su cara me recuerda mucho a la de “Benjamín Vial”…

-No tengo mucho tiempo de ver ‘tele’ la verdad, ¡pero esa sí que la vi! Y ese conchesu…, del Benjamin, chuta el ‘weon’ pa’ malo. O sea…, tremendo ese intérprete ah, me llegaba a dar susto. Oiga, me tengo que ir ya…, me está llamando la señora Isabel.

Antes que se vaya…, Primitivo, ¿cómo cree que vienen las cosas para la panadería Catalán?

-Yo espero, ojalá, que las cosas vayan bien…, ¡pa’ todos! Y quien ‘sae’, si en una de esas las ‘cojefas’ se terminan ‘aguenando’ por fin.

Sigue leyendo:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo