Cirque Du Soleil estrenó “Ovo”: una historia de aceptación entre insectos

El Movistar Arena fue testigo de un show cargado de ritmos, contorsiones, acrobacias aéreas y un relato de amistad entre invertebrados

Por Dannae Arias

Creado y dirigido por la brasileña Deborah Colker, “Ovo” fue estrenado en 2009, y ya en su décimo aniversario, anoche llegó a Chile tras haber deleitado a más de seis millones de espectadores en 137 ciudades al rededor del mundo.

“Es un desafío técnico en cada edificio donde vamos. El show es muy pesado, tenemos esta gran estructura con el equipamiento acrobático y la luz, por lo que antes tenemos que asegurarnos de que podemos poner nuestro show en el edificio”, comenta a Publimetro Nicolás Chabot, publicista de Cirque Du Soleil, quien lleva casi cuatro años recorriendo el mundo junto a la compañía.

Una historia actual

OVO / Cirque Du Soleil OVO / Cirque Du Soleil

“Ovo” (“huevo” en portugués) es un espectáculo que se adentra en la vida de 17 tipos insectos representados por 50 artistas, quienes acompañados de animados ritmos -interpretados por siete músicos vestidos de cucarachas-, sufren un quiebre en su colorido universo invertebrado: la llegada de un nuevo vecino, un huevo que representa el enigma y los ciclos de sus vidas.

Este hito provoca que se rompa “la armonía de la comunidad, porque él es diferente, es nuevo, no habla de la misma manera y por eso tienen que aprender a vivir con un extranjero, lo que no es fácil”, explica Chabot sobre el trasfondo de esta trama que mezcla distintas razas e idiomas. “Es una historia de comunidad y de aceptación, es un mensaje muy actual”, acota el profesional.

De esta forma, quienes asistan a ver “OVO”, se encontrarán con acrobacias y piruetas en conjunto. Todo ello complementado con coloridos y brillantes trajes, los que están resguardados por la española Mar Fernández, quien -para cada locación- se preocupa de trasladar cerca de mil 500 piezas de ropa y de arreglarlas cuando sea necesario.  Sobre el riesgo de vestir a una persona que vuela por los aires, la diseñadora asegura que la seguridad de los artistas es muy importante, así como “la comodidad para realizar sus acrobacias. Durante el periodo de creación se trabaja con ellos para saber qué adaptar o cambiar y así asegurar su confort”, explica.

OVO / Cirque Du Soleil OVO / Cirque Du Soleil

Más latino que nunca

Por otra parte, este show está muy  relacionado con la cultura latinoamericana. ¿La razón? no sólo su directora es brasileña, sino que también lo es su compositor, Berna Ceppas, quien optó por los ritmos latinos como bossa nova o samba; y Gringo Cardia, quien diseñó el escenario y la puesta en escena.

No es de extrañar que tantos brillos y colores se conecten con dicha patria, y que este montaje se sienta mucho más propio que los anteriores que han pasado por nuestro país. “La cultura brasileña está muy presente en el show, eso se siente… Hay un sentimiento de América del Sur que es muy fuerte”, sentencia el publicista.

Cabe resaltar que este show es el noveno de Cirque Du Soleil en nuestro país. El primero fue “Saltimbanco” en 2006, para luego volver con “Alegría” en 2008. En tanto, el año pasado se presentó “Amaluna”, consolidando el éxito de la compañía. Y cómo no, esta ocasión no fue la excepción; a días de su estreno se agotaron todas sus funciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo