El estallido social suma nuevas canciones a su correlato musical

Noche de Brujas, Alex Anwandter y Ana Tijoux han creado temas relacionados a lo que se está viviendo en Chile

Por Nicholas Townsend

El registro es conocido. Durante una de las manifestaciones que se realizaron en la Alameda, un grupo de personas corearon “El Baile de Los Que Sobran” de Los Prisioneros, canción de 1987, que es uno de los himnos más actuales que han acompañado al estallido social que vive Chile. Otro tema que ha vuelto a sonar fuerte ha sido “El Derecho a Vivir en Paz” de Víctor Jara, que recientemente unió a una generosa lista de cantantes de distintas generaciones para realizar una nueva versión de este tema; una reunión que marcó el inicio de una serie de activaciones (conciertos gratuitos en distintas comunas y en recintos de gran envergadura, como el Teatro Caupolicán y el Parque O’Higgins) por parte de los músicos nacionales para respaldar las manifestación social que se ha mantenido por más de dos semanas.

Pero a casi dos décadas del fin de la dictadura, son esos mismos músicos quienes a la fecha no han logrado instalar una canción que acompañe el movimiento y la lucha por cambios estructurales. “Lo que pasa es que los noventa y los 2000, y ahora lo sabes a propósito de este estallido, fueron tiempos un poquito adormecidos, en los que nos hicieron creer que éramos un país pujante, que iba hacia adelante y que todos nos estábamos beneficiando de esto”, plantea el periodista musical Sebastián Cerda. “Aparentemente, no había situaciones urgentes de las cuales preocuparse, salvo temas, sin afán peyorativo, sectoriales. Como no había una situación general del país, claro, da la impresión que se genera cierta desconexión”, agrega.

“No sé si es algo que atribuirles a los músicos. Fue más bien la mayoría de la sociedad la que fue complaciente durante un tiempo largo. Hizo falta que llegaran los estudiantes no nacidos en dictadura para que cambiara todo”, dice Alex Anwandter, quien considera que acompañar y amplificar los cambios sociales es una de las labores de la música. “No es la única, obviamente. La distinción que hago yo es que si bien sería absurdo exigirle a todo arte hablar de política, sí se me hace extraño cuando los artistas callan”.

“A veces nos gana lo que nos vendían por ‘normalidad’”, dice, a su vez, Héctor “Kanela” Muñoz. Según el cantante de Noche de Brujas, existen canciones importantes en estas últimas dos décadas ”incluso en clave pop tropical, como Los Vásquez o Villa Cariño”, pero “quizá el pueblo creía no necesitarlas”.

“Tal vez la anestesia del ‘progreso’, del ‘estamos al nivel de los países del primer mundo’ y los ‘somos un oasis’ hicieron que viéramos la lucha como algo ajeno, que no nos tocaba”, enfatiza, mientras que Cerda agrega que “no siempre un movimiento tiene una canción contemporánea. Muchas veces se encuentran en canciones del pasado, como está ocurriendo ahora, en buena medida, las que te sirven para acompañar los cambios sociales”.

Nueva banda sonora

Noche de Brujas es justo el último grupo que ha publicado una canción relacionada al estallido social. “Despertamos” se llama el tema que nace del “orgullo de ver a todo Chile volcado en las calles, de arriba a abajo, de norte a sur, del Colo a la U… Nadie se resta de esta lucha, que es del pueblo para mejorar su vida en nuestro país”.

“Kanela” Muñoz afirma que, como banda, sentían que tenían que estar. “No sabíamos bien cómo sumarnos sin parecer que te montas en el carro de la victoria. Además, debemos lidiar con quienes nos enrostran -y es justo- el haber cerrado la campaña de Piñera, pero no cuentan que lo hicimos también en la de Bachelet, la de Frei, la de MEO. Siempre por trabajo, claro está, porque pega es pega…”, explica.

“Despertamos” se suma a “Paco Vampiro”, canción escrita y producida por Alex Anwandter, uno de los músicos nacionales más políticos -cuyos últimos dos discos tienen producciones que están llamadas a ser himnos de una generación en el futuro-, y que cuenta con Ángel Parra, Francisco Victoria, Felicia Morales y Ana Tijoux, entre otros.

“La canción nació por la rabia que tenía y aún tengo de ver cómo los carabineros han reprimido a su propio pueblo. Mientras la gente hace reclamos y protestas increíblemente legítimas para beneficiar a todxs, la institución reprime violentamente, como si estuviéramos en dictadura”, cuenta la voz de “¿Cómo puedes vivir contigo mismo?” y agrega: “El llamado es para que los carabineros dejen de traicionar a su pueblo”.

“Cacerolazo” de Ana Tijoux fue la que abrió el camino y trajo de vuelta ese sentimiento de que la música tiene un rol clave en los movimientos sociales. Y no sería extraño que más músicos nacionales publiquen canciones que configuren una banda sonora de este momento histórico que vive el país. “Las que ahora están surgiendo, tienen que ver con lo que está ocurriendo y darle un correlato musical. Que no quedemos huérfanos de música. Nace de la urgencia. Pero se va a depurar y van a salir obras muchos más elaboradas en los próximos meses”, vaticina Sebastián Cerda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo