La agenda de conciertos vuelve a ponerse en marcha

Pese a las cancelaciones, tras un mes de manifestaciones, la industria musical empieza a retomar fuerza por la necesidad de sacar sus shows adelante

Por Nicholas Townsend

La agenda de conciertos ha vivido días complejos. Pese a ello, esta última semana ha mostrado señales de ir generando confianza en las personas que han destinado su dinero para ver en vivo a su artista favorito. Luis Fonsi fue el encargado de volver a poner en marcha los shows internacionales que estaban programados en nuestro país. El puertorriqueño realizó dos presentaciones, una en Concepción y otra en Santiago, sin contratiempos, dando garantías de que los espectáculos masivos cuentan con la seguridad necesaria en medio de la crisis social que está viviendo Chile.

Otra señal fue la realización del aniversario de la productora Fauna, uno de los eventos que nunca puso en duda su realización. Pese a que todo se dispuso para que el sábado pasado fuera una fiesta, por razones de seguridad se decidió cancelar el show de Hot Chip que cerraba el evento.

“Ha sido complicado trabajar con la contingencia actual. Siempre se puede reagendar cosas más simples como bandas que vienen de Argentina, que igual tenían planificado una baja más adelante. Con ellos estamos haciendo eso. Hay otras que son muy difícil de volver a reagendar y que de alguna manera hemos tenido que seguir adelante con eso”, expone Roberto Parra, socio fundador de Fauna Producciones. “Lo más complejo ha sido coordinar con los lugares, que los artistas entiendan lo que está sucediendo y poder reagendar porque la mayoría está de gira”, plantea Cristián González, promotor de Red Eyes. En una escala más pequeña, Juan Carlos Velásquez, dueño de los clubes Amanda y Chocolate -dos locales que apuestan por la música en vivo-, también ha vivido la necesidad de reprogramar shows. Pese a ello, ambos locales están funcionando con normalidad y este sábado el recinto de barrio Bellavista recibirá a Glup!. “Esperamos que la contingencia se solucione pronto. Nuestra industria da trabajo a muchísimas personas, sonidistas, productores, músicos, bailarines, garzones, barman, sólo en nuestro caso damos trabajo casi a 300 personas”, expone.

Daniel Kessler de Interpol: “Nunca he tenido miedo de ir a Chile”

El grupo estadounidense se presenta el 21 de noviembre en el Teatro Caupolicán en medio de la crisis social que vive el país

La crisis social ha llevado a tener que plantearle a los músicos lo que está sucediendo, de manera que tengan las seguridades para tocar o entiendan las razones detrás de un cancelamiento o postergación. “Hay artistas que entienden inmediatamente y otros que buscan hacer un negocio de esto. Te piden más dinero, otras condiciones”, cuenta González. “Claramente tienen incertidumbre, nerviosismo a lo que pueden llegar, pero siempre ha sido nuestra misión, un poco, explicarles lo que está pasando y prevenir cualquier riesgo. De esa manera hemos podido controlar su incertidumbre”, agrega Parra.

Empatía de los músicos

Pese a ello, los artistas que se han presentado o alcanzaron a esta en nuestro país antes de la cancelación de su concierto han mostrado empatía con lo que está sucediendo en las calles. Es el ejemplo de Hot Chip, grupo que subió el siguiente mensaje en sus redes sociales: “Lo que está sucediendo en Chile en este momento es extremadamente grave e inquietante y hace que la cancelación de nuestra presentación aquí no sea importante. Los manifestantes están siendo brutalizados por la violencia estatal y los derechos humanos están siendo violados”.
Erlend Øye, otros de los artistas de la celebración de Fauna, mostró su apoyo a las protestas con su presencia en las manifestaciones. Lo mismo hizo el cantante español Muerdo, quien publicó un video en Instagram desde las calles de Santiago con el siguiente mensaje: “Me recibe con paro nacional, con olor a gases lacrimógenos, pero también con aires de cambio y de lucha por la dignidad”. También hubo apoyo de Los Auténticos Decadentes, quienes se presentaron dos veces en el Teatro Caupolicán a su máxima capacidad. Un show que nunca estuvo en duda su realización.

Esta semana, la industria musical sigue retomando confianza con la realización del concierto de The Racanteurs. Un concierto que se llevó adelante en el Teatro Coliseo, a pasos de La Moneda, y que se llevó adelante con total normalidad. Hoy es el turno de Chayanne. El puertorriqueño realizará cinco presentaciones, las que están más que confirmadas. Es más, la voz de “Torero” llegó el miércoles al país en un vuelo privado desde Cordoba. A él se suma Boy Pablo, cantante noruego-chileno que toca este sábado 16 de noviembre, en Blondie, local que también ha funcionado con tranquilidad, Patti Smith el próximo lunes e Interpol el jueves de la próxima semana.

El futuro

Muchos de lo shows que tuvieron que buscar una nueva fecha se programaron para marzo y abril del próximo año. Meses que para Roberto Parra son prudentes para replantearse las cosas. “Vamos depender de cómo todo esto evolucione”, dice. “Por el momento, estamos tratando de salir de esta contingencia. Obviamente, al rubro del espectáculo le afecta con la subida del dólar y la incertidumbre de lo que va a pasar. La gente no está pensando en comprar tickets. Están pendientes de lo que está sucediendo en las calles”, sentencia González.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo