Noche de Brujas apuesta por un Festival de Viña que encaje “con lo que pasa en el alma del país”

La exitosa banda tropical fue confirmada ayer en el cartel de artistas para cerrar la edición de 2020.

Por Karen Cordovez

Tras el inicio del estallido social, decenas de eventos han debido ser suspendidos o de plano cancelados, golpeando de lleno a una industria que hoy necesita reactivarse para poder subsistir. Y es que no sólo los artistas se han visto afectados con el cambio de agenda -porque reciben sueldo sólo por sus shows-, sino que también las productoras, los técnicos, proveedores de insumos y servicios, y hasta de empresas de turismo que tienen a estos meses de primavera y verano como su temporada alta de ingresos. De ahí que la confirmación del Festival de Viña 2020 sea una luz de esperanza para quienes trabajan en este rubro, y no sólo para quienes dirán presente sobre el escenario de la Quinta Vergara.

“La pista está difícil para todos, nosotros no tocamos hace un mes y muchos compatriotas también están parados y quizá no logren levantarse en un buen rato. De todos modos, sabemos que son las consecuencias de esta lucha histórica, que esperamos traiga a todos los chilenos la dignidad que se pelea en las calles”, dice a Publimetro Héctor “Kanela” Muñoz, vocalista de Noche de Brujas, la exitosa banda tropical que retorna al llamado “Festival de los festivales”.

La presencia de los intérpretes de “Me gusta todo de ti” en Viña 2020 fue confirmada ayer junto a la de otros artistas, como Denise Rosenthal, Francisca Valenzuela, Pedro Capó y Luciano Pereyra, pero sin los bombos y platillos con los que se acostumbraba informar la parrilla festivalera hasta hace un mes.

“No están los tiempos para grandes anuncios”, reconoce Kanela, quien cree que “si la organización confirma el evento, seguramente es porque están las condiciones”. Eso sí, advierte que de cara al certamen “hay que ver si socialmente este Festival encaja con lo que pasa en el alma del país. Nosotros teníamos este compromiso laboral tomado con anterioridad, y obvio que nos da mucho orgullo volver a la Quinta, porque es un sueño y a los artistas nacionales nos cuesta el triple llegar…, pero también queremos que exista consciencia y consecuencia: si Viña se realiza, que sea porque la gente así lo quiere y lo necesita, y no como una ‘aspirina’ social ni una ‘señal de normalidad’”.

Noche de Brujas fue convocado para cerrar con broche de oro los seis días de música en la Ciudad Jardín. “Logramos negociar un buen horario, tal como lo hicimos el 2015, donde también cerramos nuestra noche, esa vez después de Romeo Santos. Siempre exigimos respeto como grupo chileno y estaremos sobre la Quinta a la 1.00 AM”, cuenta Kanela, y agrega que “en estos tiempos cuesta hablar de ‘fiesta’, de ‘celebración’, pero la promesa es estar a la altura de un cierre de Festival de Viña, con un show de calidad internacional”.

Por otra parte, la voz de “Dime por qué” está feliz de que crezca a cuatro la participación de músicos chilenos en la próxima edición del certamen. “Y tres son mujeres, ¡qué mejor! Y nosotros aportamos lo nuestro al ‘girl power chileno’ con la Cata Ramos, nuestra corista”, comenta el artista, destacando que “es una buena señal que se dé más espacio a lo nacional y en mejores horarios, no siempre a la cola”. No obstante, lamenta que no haya algún artista urbano chileno en la parrilla. “Están dominando la escena, los números de la industria…, yo creo que Viña debería ser también una vitrina que les abra el mundo a talentos como Pablo Chill-E, Polimá o DrefQuila, ya que Paloma Mami no es la única que la está rompiendo”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo