Interpol fue puro oficio y conexión en su regreso a Chile

El grupo de Nueva York presentó un show cargado a su álbum "Turn On the Bright Lights" ante un Teatro Capulicán cercano a alcanzar su máxima capacidad

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Nicholas Townsend

Poco más de cuatro mil personas llegaron hasta el Teatro Caupolicán para la segunda visita de Interpol a Chile en un año, tras su presentación en Lollapalooza Chile a fines de marzo. Un reencuentro que se dio en circunstancias bien distintas: afuera del recinto de San Diego, el estallido social va a cumplir cinco semanas de manifestaciones en las calles, y adentro, el grupo realizaría su primer show propio en suelo nacional desde aquel concierto en el año 2011.

Cerca de ocho años en los que Interpol ha sumado dos discos y un Ep a su discográfica con los que siguen consiguiendo elogios de la crítica y consolidando su relación con su fanáticos. En el caso de los chilenos, un vínculo importante que quedó demostrado con un Caupolicán con gran asistencia y energía.

Daniel Kessler de Interpol: “Nunca he tenido miedo de ir a Chile”

El grupo estadounidense se presenta el 21 de noviembre en el Teatro Caupolicán en medio de la crisis social que vive el país

Las consignas de la calle ("El que no salta es paco", "el pueblo está en la calle pidiendo dignidad" y "las balas que nos tiraron van a volver") sonaron durante los minutos previos al inicio del show, el que partió con casi 15 minutos de retraso. Una presentación en la que el trio de Nueva York (que suma dos músicos más en vivo) centró su repertorio en su álbum debut "Turn On the Bright Lights" (2002), disco que estuvieron celebrando hace un par de años.

Paul Banks Carlos Müller

Arriba del escenario, Interpol es oficio. Sacando las palabras de bienvenida en español, a cargo del vocalista Paul Banks, el grupo despacha rápidamente canción tras canción. "Untitled", "C'mere", "If You Really Love Nothing", "The Heinrich Maneuver", "NYC" y "PDA" configuraron un potente inicio marcando el ritmo de lo que sería el resto del show, el que contó con un gran juego de luces.

De ahí en más, Banks y compañía solo fueron sonando cada vez más sólidos y logrando una fuerte conexión musical con la audiencia. Fueron 15 canciones y dos más tras el bis (se extraño la incorporación de algún tema de "A Fine Mess") las que interpretó Interpol en poco más de una hora de espectáculo, el que se desarrolló con total normalidad, dando señales de que la agenda de conciertos sigue dando seguridades de cara a la recta final del año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo