"Perdona": Eduardo Fuentes hizo llorar a Maly Jorquiera con conmovedora historia de su infancia

La comediante se emocionó tras oír el relato del invitado

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Pía Correa

Un emotivo momento se vivió en el programa Sigamos de Largo, cuando el periodista Eduardo Fuentes contó una historia sobre su infancia. Su relato surgió luego que le regalaran un pan con queso en el estudio, provocando la emoción del comunicador.

"Es una historia bonita, por lo menos para mí, la del pancito con queso, que para mí es una metáfora de la vida, de mi viejo querido", comentó antes de explicar por qué era tan importante para él.

Según dijo, tenía que ver con el trabajo de su padre hace muchos años atrás. "Mi papá trabaja en una fábrica de helados. Yo de niño pensaba que era el dueño de la fábrica de helados, pero no, él era obrero. Entonces cuando él llegaba en la tarde a la casa todos los días me traía un pan con queso", señaló.

Sigamos de Largo Canal 13

"Yo asumía, dentro de la inocencia de un niño, que mi viejo después de salir de su fábrica de helados, pasaba a una panadería y me pedía un pan con queso para traérmelo", agregó, indicando que solo se enteró de la verdad cuando despidieron a su padre de la fábrica y lo acompañó a buscar unas cosas.

En ese entonces, lo vio abrir su casillero y despedirse entre lágrimas de sus compañeros. "Un compañero va y le dice 'Hernán quieres el pan para tu hijo', y como me cae la teja. Mi papá le dice 'no, no te preocupí, cómetelo tú'. Entonces le digo '¿y ese pan?' y me dice 'es que a nosotros acá en la tarde nos dan una choca y un pan con queso'. Y yo pero '¿y te dan dos panes con queso?' me dice 'no, ese es el pan con queso que yo te llevo todos los días"", contó Eduardo Fuentes, quien en ese entonces tenía 8 años.

"Me quedé como para adentro con eso porque siendo chico y todo, me di cuenta que mi papá estaba haciendo un esfuerzo", reflexionó, indicando que entender la situación fue como "un chorro de agua helada". "Amé el gesto de él y valoré tanto la nobleza de su accionar, dejándose de lado porque básicamente mi papá se tomaba un té en las tardes. Era lo único que tenía, porque el pan me lo llevaba a mí", cerró, provocando la emoción de Maly Jorquiera.

La comediante se disculpó por sus lágrimas explicando que es mamá, y entendía el esfuerzo detrás de esos gestos. "Me emocioné, perdona. Este es tu momento", agregó Maly, mientras se limpiaba el rostro.

Sigamos de Largo Canal 13

Sigue leyendo

chi
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo