logo
Entretenimiento
/ Promocional / Promocional
Entretenimiento 11/12/2020

“Mi pobre angelito”: el clásico navideño que cumple 30 años y vuelve a la pantalla grande

Autocine. El viernes 18 se hará una única función de la cinta protagonizada por Macaulay Culkin en Parque Padre Hurtado. Precursora. La película, que cuenta con guión de John Hughes y dirección de Chris Columbus, no sólo convirtió a Culkin en una estrella, sino que dio espacio al humor como tema para las fiestas.

Hasta 1990 era común que durante la época navideña las familias se reunieran frente al televisor para ver películas como “Un cuento de navidad”, basado en el clásico de Charles Dickens. Pero ese año todo cambió. El pequeño Tim fue reemplazado por Kevin McCallister (Macaulay Culkin), un niño que se queda solo en su casa luego de que su familia lo deja ahí por error y parte de vacaciones a París, mientras que Scrooge fue cambiado por un par de ladrones de poca monta, Harry y Marv, encarnados por Joe Pesci y Daniel Stern, respectivamente.

Fue con esta historia de este niño que debe defender su casa contra estos malhechores a punta de buenas ideas más que recursos o el cuidado de adultos (no por nada tiene que simular una fiesta para que no aprovechen que está solo para desvalijar la propiedad) se convirtió en un nuevo clásico que en estos días cumple 30 años. Una cinta que no sólo se podrá ver en las pantallas de la TV de pago en estas fechas, sino que coincidentemente, vuelve aunque sea por una función a la pantalla grande.

Porque el domingo 18 a las 20:30 “Mi pobre angelito” se podrá ver en el Autocine Las Condes, ubicado en el Parque Padre Hurtado. Entradas y más información sobre la función en el sitio Ticketplus.cl.

Esta película que también tiene en el elenco a Catherine O’Hara y John Heard, como los papás de Kevin fue un llamativo experimento en el mundo de la cultura pop. Pues reunió el guión de John Hughes, el maestro de las películas de adolescentes de los 80 como “El club de los cinco”, “La chica de rosa” y “Maestro en diversión”, con Chris Columbus, quien aportaba el conocimiento de cintas familiares de la mano de “Los Goonies” y “Los Gremlins”, y, claro, el carisma de Culkin, quien se convertiría en una estrella instantánea e incluso conseguiría una nominación como Mejor actor de comedia o musical en los Globos de oro.

El resultado de unir humor y una historia con corazón fue un hit y se convirtió en un éxito de taquilla. La cinta costó 18 millones de dólares y recaudó US $476,6 millones a nivel mundial.

Tras la historia

Como parte del hito de las tres décadas, Chris Columbus conversó con Insider sobre aspectos no conocidos de la cinta. Sobre su contribución al filme, el dijo que luego se haría cargo del debut cinematográfico de la saga “Harry Potter”, contó varios detalles. “Todo el humor en ‘Mi pobre angelito’, el humor de payasadas, fue escrito específicamente por John. Fue muy específico sobre eso en el texto escrito. Yo me incliné un poco por el elemento emocional”. Un ejemplo de eso es el anciano encarnado por Roberts Blossom con quien Kevin comparte un tierno momento de reflexión en la iglesia.

Chris Columbus contó también que en un minuto intentaron conseguir a Robert de Niro para el rol de Harry y que no podía creer que Pesci hubiese dado el OK. “Cuando dijo que sí estaba impresionado. Pero luego, Daniel Stern era muy caro para el estudio, así que llevamos a otro actor para el rol de Marv”. Según recuerda, no había química entre esa dupla, a rogar para que les dieran más dinero para pagar a Stern. “Fue la decisión correcta, tenían tremenda química”, aseguró.

Por su parte Senta Moses Mikan, quien interpretaba a una de las primas de Kevin, recuerda que Joe Pesci trataba de no decir garabatos, pero no siempre lo lograba y el elenco más joven alucinaba con sus salidas de madre.

La saga

Tras dos exitosas cintas protagonizadas por Culkin, se hicieron otras dos (olvidables) cintas. Sobre la segunda parte, “Mi pobre angelito: perdido en Nueva York”, Columbus recuerda que Trump los obligó a darle un cameo a cambio de permitir que grabaran en el Plaza Hotel, del cual era dueño en ese momento. Lo que él no sabía es que hoy es tan aborrecido por parte de la audiencia que incluso el año pasado una estación canadiense borró el cameo al transmitir la cinta.
En tanto, sobre el remake de Disney+, Columbus opina que es “una pérdida de tiempo”.