logo
Entretenimiento
/ Captura de pantalla / Captura de pantalla
Entretenimiento 12/01/2021

Vuelco en el caso de José Miguel Viñuela y el corte de pelo a camarógrafo del Mucho Gusto 

Fue uno de los temas más polémicos del 2020 y todo parece indicar que está lejos de cerrarse. Recordemos que José Miranda interpuso una demanda de indemnización por perjuicios en contra del animador del matinal de Mega luego de que este le cortara el pelo en vivo en plena transmisión del programa.

El camarógrafo José Miranda demandó a José Miguel Viñuela, por haberle cortado el pelo sin permiso, en vivo y en directo, en el matinal “Mucho Gusto”….nació así el llamado Caso Tijeras.

Miranda afirmó que “yo permanecí sentado para no echar a perder lo que creí era una broma”. Además, agregó que “el señor Viñuela tiene una forma muy especial de entender el humor, pues lo hace sin ningún respeto por las personas”. Por último, señaló que “El señor Viñuela actuó desde el poder que le da saber que soy un camarógrafo, que para cuidar mi empleo, no podía sino mirarlo. Fui vejado y humillado en televisión ante cientos de miles de personas”.

Sin embargo todo parece dar un giro en esta historia, ya que cercanos al proceso afirman que en la defensa presentada por Viñuela ante los tribunales, el animador contaría con 4 testigos que afirman haber presenciado una conversación entre el animador y el camarógrafo, en donde este último le decía que estaba todo bien y se ponían de acuerdo para donar el pelo a una fundación de niños con cáncer. De hecho una peluquera del canal aún guarda el pelo de Miranda y le ha dado todos los cuidados para poder donarlo a dicha fundación. Los testigos serían dos maquilladoras y dos asistentes de producción.

Por otra parte, recordemos que el camarógrafo señaló que no sabía del depósito de 350 mil pesos que le habría hecho el animador, pero en las pruebas presentadas se entrega un papel escrito con puño y letra por Miranda con los datos de su cuenta para que Viñuela le hiciera la transferencia.

Por último, hay información de que Viñuela y su defensa han intentado incesantemente comunicarse con Miranda para poder llegar a un acuerdo, pero sería la familia del camarógrafo quienes impiden que este tenga contacto con la parte demandada.

El camarógrafo lleva 7 meses con licencia médica y no se ha vuelto a pronunciar sobre el hecho.