logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 28/01/2021

Disney retira de su catálogo para niños a Peter Pan, Los aristogatos y Dumbo por considerarlos racistas. 

La firma estadounidense anunció que Peter Pan, Los aristogatos y Dumbo dejarán de estar disponibles en el catálogo al que dan acceso los perfiles de usuarios menores de siete años y pasan directamente al catálogo para adultos. 

La plataforma veta estos clásicos a los perfiles de niños e incorpora una advertencia de que tienen estereotipos racistas pues contienen escenas de maltrato a personas y culturas.

Los tiempos cambian y el cine siempre ha sido un fiel reflejo de esos cambios. Afortunadamente hoy hay mucha mayor conciencia de una serie de temas violentos y discriminatorios que antes estaban naturalizados. Y todo parece indicar que este es un camino sin retorno.

Desde las protestas masivas originadas por casos como el de George Floyd, muerto por la asfixia provocada por un oficial de policía en mayo del 2020, Disney empezó a revisar su propia producción de la era clásica rastreando aquellos detalles abiertamente racistas que, si bien pasaron desapercibidos -o no se tuvieron muy en cuenta- entre la década de los 40 y la de los 70, hoy resultan inadmisibles.

En octubre del año pasado, habían añadido advertencias en dos de sus títulos clásicos, “Peter Pan” (1953) y “Los aristogatos” (1970), para informar a los espectadores de que estos filmes tenían clichés racistas. También estaba en el punto de mira “El libro de la selva” (1967).

Sin embargo la fórmula empleada no deja de resultar original, al menos para ganarse adeptos. En la advertencia en cada película puede leerse que se trata de estereotipos que eran erróneos entonces y lo siguen siendo ahora. Disney prefiere hacer hincapié en los errores culturales del pasado antes que eliminar las escenas en cuestión, lo que no deja de ser un estratégico reclamo publicitario.

De este modo, el espectador puede seguir viendo en “Los aristogatos” a Shun Gon, el gato siamés de ojos rasgados, advertido de que es un cliché racista -toca además el piano con palillos de comer-, y en “Peter Pan” a un grupo de habitantes del País de Nunca Jamás denominados pieles rojas, que entonces era una forma despectiva de llamar a los nativos americanos.

El caso más escándaoloso es sin duda el de “Dumbo”, donde el estereotipo racista resulta brutal: además de algunas escenas de humillación de los esclavos afroamericanos, el líder de la bandada de cuervos se llama Jim Crow, que es el nombre que recibieron las leyes estatales y locales destinadas a reforzar la segregación racial que no serían derogadas hasta 1964.

No es primera vez que Disney se ve envuelto en este tipo de polémicas y son múltiples los casos de acusación de racismo en contra de su mentor que han marcado su historia.