logo
Entretenimiento
/ Disney+ Marvel Studios
Entretenimiento 19/03/2021

Directora de la serie “Falcon y el Soldado del invierno”: “No había dudas de que debía ser como otra película de Marvel”

La miniserie debuta el viernes en Disney+. Kari Skogland también ha sido parte de “Los cuentos de la criada”, “Vikingos” y “The punisher”.

Por : Carolina Cerda M.

Hay una analogía que le encanta usar a la directora de “Falcon y el Soldado del invierno”, Kari Skogland. Básicamente, dice que si las películas Marvel eran el aperitivo, la serie que debuta hoy en Disney+ es la comida principal. Eso, debido a que gracias a que la miniserie dura un total de seis horas, es posible explorar de manera más profunda a los personajes y las relaciones entre ellos.

En este caso, se trata de la historia de Sam Wilson / Falcon (Anthony Mackie) y Bucky Barnes / El soldado del invierno (Sebastian Stan) y cómo sus vidas han cambiado desde la última vez que se les vio en pantalla.

“Nos metimos al drama, porque los dos enfrentan grandes cambios en sus vidas. Esto es después del blip, entonces Sam vuelve y todo es nuevo, y diferente. Tiene que descifrar su propia relevancia”, dice Skogland vía Zoom y agrega: “Bucky tiene su mente de vuelta -esperamos, creemos- y quiere saber qué significa eso para él”.

Para la realizadora, quien también ha colaborado en las series “Los cuentos de la criada”, “Vikingos” y “The punisher”, hay algo fuera de la producción que ayudó mucho en todo el proceso. “Lo que es maravilloso es que Anthony y Sebastian son amigos en la vida real”. Por lo tanto, explica, que trajeron esa historia personal a esta relación de ficción”.

Una relación que tiene su origen en, literalmente, un encuentro de segundos entre los personajes en la película “Capitán América: Civil War”. “Kevin vio lo que podría pasar tras esos 12 segundos -lo que pasaba en pantalla y tras ella-, donde la interacción fue tan rica que creo que pensaron ‘estos personajes realmente merecen una historia y va a ser entretenido verla”.

Y eso, explica, se da por la particular dinámica que ocurre entre ellos. Si bien tienen en común su amistad con el Capitán América, no son realmente amigos. “Son completamente opuestos como personas”, agregó la realizadora y contó que vio muchas cintas de distintos géneros en que había distintos tipos de relaciones entre duplas protagonistas, como se ven en “Arma mortal”, “Midnight cowboy” o “Easy rider”. En conjunto con Malcolm Spellman, el showrunner y guionista de la serie, la directora revisaron entrevistas con los protagonistas.

Como si no lo hubiera comentado ya, Skolgland destaca que el hecho de que Stan y Mackie sean amigos fuera de cámara fue un real aporte a la serie más allá de lo que se verá en pantalla. “Son unos caballeros y son muy graciosos y eso se agradece cuando llevas cinco horas grabando en la lluvia o en la nieve”.  

Película de seis horas

La realizadora tiene claro qué fue lo más complejo de lograr: “El desafío más grande es que tenía que estar a la altura y la vara estaba muy alta”, dice y profundiza: “No había dudas de que debía ser como otra película de Marvel. Teníamos el desafío de que se viera y se sintiera como una película.  Hicimos todo lo mejor que pudimos y creo que lo logramos”.

Y eso no es lo único que la tiene muy satisfecha. “Me gusta mucho ser parte de la primera ola de directores y guionistas que tenemos la oportunidad de mostrar a los personajes con más profundidad, de verlos de otro modo. Y eso es nuevo para el MCU (sigla en inglés para el Universo Cinematográfico de Marvel). Porque, si bien las historias se basan en los personajes, no había tenido el tiempo para mostrarlos del modo en que lo hicimos, lo mismo pasa con ‘WandaVision'”.

En este punto, se explaya: “Esto significa que hemos podido tener conversaciones más complejas. Porque hemos podido abarcar temáticas como la intolerancia racial, la salud mental, el nacionalismo, planteamos la pregunta de ¿qué es un héroe hoy comparado con el paradigma original del Capitán América? Porque esa es una idea antigua de una época que pasó hace mucho”.

La realizadora dice que tuvo la suerte de ser quien debe ayudar con estas interrogantes. Y finaliza diciendo entre una risa casi nerviosa: “El Capitán América tocó a mi puerta y yo le abrí”.