logo
Entretenimiento
/ Netflix / Netflix
Entretenimiento 15/04/2021

“Luis Miguel, la serie”: actores tras el manager y un nuevo villano adelantan la segunda temporada

La exitosa producción de Netflix protagonizada por el mexicano Diego Boneta estrena su nuevo ciclo este domingo.

Por : Carolina Cerda M.

Al escucharlo hablar, es difícil separar al actor César Bordón del personaje que interpreta: Hugo López, el manager y gran figura paterna en la vida Luis Miguel. Bordón conversa con Publimetro junto a su compañero de elenco Pablo Cruz Guerrero por el debut de la segunda temporada de “Luis Miguel, la serie” en Netflix este domingo.

Pero más que hablar de su rol en estos ocho nuevos episodios, Bordón llena de elogios al protagonista. “Quiero destacar el trabajo y el sacrificio que ha hecho Diego Boneta para estar a la altura de este rol”, dice casi como padre orgulloso.

Pero no es todo lo que dice el actor sobre quien interpreta al astro mexicano. “Además, se expone a cantar, pero a cantar en los tonos de Luis Miguel. Porque de cantar, podría cantar yo, pero cantar de esa manera y entrenarlo. Y luego someterse a 2 o 3 horas de maquillaje diario y estar dispuesto a cambiar la disposición del personaje para ser un adulto y también un joven”. Cambios de look necesarios, porque esta temporada muestra la vida de El Sol de México en los años 90 y la primera década de este milenio. Se trata de periodos en que, por ejemplo, el cantante debe lidiar con hacerse cargo de sus hermanos menores, y manejar problemas de salud, además de intentar retomar los lazos con su hija Michelle.

Por su parte, Cruz Guerrero se sumó al equipo este ciclo para interpretar a Patricio López, un personaje que no existe en la vida real, pero que se convierte en uno de los villanos que llegan a llenar los zapatos de Luisito Rey (Óscar Jaenada) el padre de Luis Miguel que murió al final de la temporada anterior.

El actor destaca que le pidieron proponer ideas aunque era recién llegado. “Me dijeron: “Esta es una historia que ya sabemos que el mundo recibió con cariño, con amor, con buenos ojos, pero queremos seguir construyendo, no nos queremos acostar en nuestros laureles'”, cuenta.

Sobre su personaje, agradece que no esté basado en una sola persona: “Es una gran ventaja el que no me haya sentido obligado a copiar a una persona o a tratar de hacer una impresión en la ficción”, dice y agrega: “Lo que vemos de Luis Miguel hoy es el resultado de todos los personajes que lo han rodeado a lo largo de su vida”.

Por cierto, Cruz Guerrero prefiere no usar el término villano, a pesar de lo maquiavélico e inmoral que pueda ser su personaje: “Veo a muchos personajes, a todos, tratando de superar sus propios miedos”, asegura.

En este punto, Bordón agrega: “Tanto el personaje de Patricio como la serie en sí transita un borde que a mí me gusta y es que los personajes son buenos y malos, sufren y tienen éxito, producen cosas que otros no podrían producir y fracasan tenazmente en cosas que para otros son simples y me parece que en esa ambigüedad de la vida está el secreto de lo que estamos haciendo”.

Respecto a las expectativas, Bordón sabe lo que generó la serie: “Hasta quienes no eran seguidores de Luis Miguel o no conocían su historia la vieron. También hubo gente que se interesó en la historia como si fuera de ficción, sobre alguien que no existiera.”, y agrega: “Toda esa gente está esperando la segunda temporada, entonces hay que estar a la altura de eso”.

El factor Chile

Ya más adelante en el ciclo, el nombre del Festival de Viña del Mar vuelve a aparecer como parte de la historia. Pero para Bordón el país tiene una importancia que va más allá de la ficción.

Ya cuando ha terminado la entrevista, dice: “Quiero mandar un cariño especial en este mensaje a Chile, que nos han seguido, nos han posteado y reposteado. Nos han mandado innumerables muestras de cariño a Diego, a mí y a todos”, cierra el actor.