logo
Entretenimiento
/ CHV / CHV
Entretenimiento 28/04/2021

No es sólo Julio César: el auge de los periodistas opinantes en la TV abierta

Solía ser casi imposible ver reporteros que, fuera de programas de debate, dieran su opinión. Hoy se les pide que tomen una posición clara.

Por : Carolina Cerda M.

Hasta hace unos años, era raro encontrar periodistas televisivos que en espacios como los noticieros dieran algo más que datos duros. Estos hombres y mujeres eran lectores de noticias y la opinión estaba confinada a programas de debate.
Cualquiera que se saliera de ese molde llamaba la atención. De hecho, parte del atractivo del hoy senador Alejandro Guillier es que no se limitaba a ser el conductor de las noticias de Chilevisión. 

Algo similar ocurría con Beatriz Sánchez, pero en un canal más pequeño como La Red. Así de llamativo fue el caso de Fernando Paulsen, quien fue precursor con “Punto Central” o de su sucesor en “Última mirada”, Humberto Sichel, quien tenía mayor libertad debido al horario.  

La dupla de Mónica Rincón y Daniel Matamala pudo llevar lo que hacía en la estación de TV de pago CNN Chile a la TV abierta en Chilevisión a punta de columnas, editoriales y opinión generando ruido debido a ello.


Pero hoy el escenario es otro. No es uno ni dos, sino que son varios los periodistas que en programas que no son de debate u opinión dan su parecer sobre los temas de la pauta y también interpelan con fuerza a las autoridades.  

El factor Julio César 

Quizás el mayor exponente de la tendencia hoy es Julio César Rodriguez. El periodista de radio y TV, por su estilo directo y sin demasiado filtro. Algo que tiene a “Contigo en la mañana” de CHV en el primer lugar entre los matinales. Lo interesante es que él considera que opina más en la radio que en la TV. “Yo interpreto los datos, me pongo en el pie ciudadano con esos datos e interpelo a la autoridad”, dice Rodríguez. 

“Navego en sus inconsistencias, en sus incoherencias, en sus dobles discursos, en su doble estándar”, dice Rodríguez y agrega que es hacer este ejercicio ahí si es “más opinante, interpretativo o como si fuera un inquisidor, como si fuera un ciudadano”. 

En la misma vertiente está Paulina de Allende-Salazar, quien  “Lo que yo hago sobre todo es intentar entregar contexto sobre la base de datos para ir respaldando, para ir apoyando las conversaciones que se van teniendo. Doy los antecedentes para que la gente pueda ir desarrollando un pensamiento crítico“, dice y agrega que entrega los datos “con fuerza, porque muchas veces se dicen cosas que no son”.  

La importancia de los géneros

Su compañero en el matinal de Mega, José Antonio Neme, considera que esta mirada es necesaria hoy. “Para buscar un dato, un número, yo lo puedo googlear. No le voy a pagar un sueldo a una persona para que me diga que el desempleo llegó a dos dígitos. Hoy la gente busca en el periodismo cierto debate, cierta conversación. Es algo que no existe sin la mediación de ese periodista Por eso la gente escucha a Julio César, porque quiere escucharlo a él“, asegura.

“En una sociedad donde hay tanta información, creo que el que podamos ejercer el periodismo de opinión, el de interpretación y el de información ayuda a que las personas entiendan mejor los procesos de las noticias y a que se formen opiniones propias”, dice Mónica Rincón. 

Julia Vial, conductora de “Hola Chile”, de La Red asegura sobre su programa:  “Siempre hemos tenido la libertad de opinar de todo y lo hemos hecho. Es parte de nuestro sello en el que todas las opiniones tienen cabida. Creo que el opinar es parte del construir y generar un diálogo respetuoso y que contribuya a representar las distintas visiones”.

Razones del cambio 

Para Neme, el cambio fue de las audiencias, no del periodismo. “Fueron las audiencias las que empezaron a pedir un periodismo distinto, cuando las personas hablaban en los móviles o le quitaban el micrófono a los periodistas y se colaban en algún despacho”, asegura.  

Por su parte, Rafael Cavada -quien está en el panel de  “Contigo en la mañana” y hoy conduce “Chilevisión noticias” en sábado y domingo- cree que este estilo está en boga porque “es necesario que nuestros representantes sean interpelados, tomen una posición y fijen metas, plazos, métodos claros de cara a la ciudadanía”. 

No creo que tengamos que tener opinión de todo y para todo, pero sí creo que en algunas noticias la audiencia quiere sentirse representada por la persona que le está entregando esa información. Y por eso yo creo que hoy hay más opinión en comparación a la que había antes”, dice Humberto Sichel.

Rodrigo Sepúlveda, explica que su rol más opinante viene de su trabajo en periodismo deportivo, algo que se replica en “Meganoticias alerta” el fin de semana, espacio que lidera su horario. 

“Mi esencia siempre ha sido informar, pero comentar muchísimo. Eso es lo que hice en el noticiero, se fue dando naturalmente en los episodios en los que yo sentía que había que opinar, porque yo no me puedo quedar callado frente a femicidios, injusticias y malas decisiones del Gobierno, posiciones erradas (bajo mi punto de vista) de los políticos, la violencia, la desaparición de de Tomás, la muerte de Itan y Tamara“, dice Sepúlveda. 

La preparación

Julio César Rodríguez cree que los periodistas están más preparados o al menos pueden confrontar al entrevistado. “Antes venía cualquier persona que decía lo que quería”. Y Rincón dice: “Es clave separar información, de opinión y de interpretación y ser muy fiel a los datos, porque tienes derecho a tener tus propias opiniones, pero no tus propios datos”