logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 11/05/2021

María Luisa Godoy y Martín Cárcamo sorprendidos por su posible reemplazo como animadores del Festival de Viña

En el Me Late contaron que ambos animadores están molestos con sus canales por no ser informados de los planes para el evento de 2022.

Un duro e inesperado golpe recibieron esta semana María Luisa Godoy y Martín Cárcamo, quienes podrían ser reemplazados en la animación del próximo Festival de Viña.

Según informaron esta tarde en el programa Me Late de TV+, los organizadores del evento tienen en mente poner a una nueva dupla en la animación del Festival de 2022, donde los nombres de Gonzalo Ramírez, por TVN; y Tonka Tomicic, por Canal 13; son los que suman más adeptos, principalmente porque desde que ambos canales se hicieron con la licitación para transmitir el evento, la idea era que los animadores se cambiaran después de tres años.

La información tomó por sorpresa a los actuales animadores, quienes según contó el panelista Luis Sandoval, no vieron con buenos ojos dejar el escenario viñamarino, pese a que aún no hay certezas que el show se realice el próximo año.

“El círculo cercano de ambos animadores me indica que ni María Luisa o Martín Cárcamo están de acuerdo con esto”, reveló el periodista, que agregó que los rostros de TVN y Canal 13 han sido “los únicos animadores en la historia de Viña que no han cobrado un peso por conducir el Festival”.

Del mismo modo, los panelistas del espacio farandulero liderado por Daniel Fuenzalida señalaron que de ser Tonka Tomicic la próxima animadora, iba a tener problemas con el público debido a la mala evaluación que ha recibido del público en los últimos meses.

“En Canal 13 no están tan de acuerdo en que Tonka anime porque se expone a pifiaderas del público y a Tonka, que es su principal rostro no quieren exponerla a eso”, agregaron Paula Escobar y el propio Sandoval.

Con todo, apuntaron que el rumor de cambios es fuerte en la organización del evento, aunque por el momento nada de ello se les haya oficializado a los involucrados, quienes según Sergio Rojas, “están muy molestos porque nadie les ha dicho nada de posibles cambios”.