logo
Entretenimiento
 /
Entretenimiento 15/07/2021

Podemos Hablar sacará a la luz historias de infidelidades e inseguridades de cinco humoristas nacionales

Rodrigo González, Marilú Cuevas, Pamela Leiva, Adriano Castillo y Gigi Martin sacarán del baúl de los recuerdos sus historias más íntimas en el estelar de CHV.

Un capítulo cargado a las confesiones de infidelidades, dramas e inseguridades presentará este viernes el Podemos Hablar de CHV gracias a las particulares historias del quinteto de comediantes invitados al espacio conducido por Julián Elfenbein.

Marilú Cuevas, Pamela Leiva, Adriano Castillo, Rodrigo González y Gigi Martin, serán los encargados de darle vida a un programa que, por las confesiones de sus protagonistas, promete ser uno de los más atractivos de la temporada.

Confesiones de infidelidad de varios de sus contertulios, como las del actual concejal de Quinta Normal, Castillo, o la standupera, Leiva, causaron más de alguna risa entre todos los invitados.

“Nunca me han pillado, mis infidelidades han sido casuales. En general han sido circunstanciales porque, te lo explico, los actores viajamos mucho, entonces, de repente se producen algunos encuentros con antiguas amigas. Las amigas te mueven la pestaña y tú le dices, ¡bueno ya! ¿Qué tanto? Pero es una cosa circunstancial”, contó Castillo, quien afirmó que de haber sido engañado por su pareja, Beatriz Alegret, hace tiempo ya lo hubiera sabido.

“Te aseguro que si tuviese algún momento de supuesta ‘infidelidad’, soy el primero en saberlo, porque ese es el carácter de ella, me lo habría dicho. En mi caso, yo no lo comento porque son cosas circunstanciales, que pasan de repente”, dijo.

Leiva, en tanto, reconoció haber sido infiel, pero con su exmarido. “Lo más inmoral que hice fue tener una recaída con mi ex marido, con el innombrable. Inmoral porque él ya estaba con pareja en ese tiempo. Pero con la pareja que me había cagado en todo caso. Entonces, fue como devolverle un poco la mano. Fue inmoral por mí, después de todo lo que había pasado, ¿cómo se me ocurre darle este manso premio a ese?”.

Uno de los que conmovió en el programa fue el humorista Rodrigo González, quien reveló lo duro que ha sido para su familia tener que lidiar con la enfermedad de su madre, el mal de Parkinson, que ha golpeado muy duro al círculo del comediante.

“Yo con mis hermanos estamos corriendo con la manutención de mi vieja. Y es imperioso que el Estado se preocupe de los adultos mayores. Sobre todo con covid-19, que son los más afectados. Mi vieja, que la amo y la adoro, para mí es un placer tenerla en mi casa, pero es terrible llegar a esa edad, sin cobertura social, con una enfermedad tan costosa como la de mi mamá”, contó González, quien reveló que sufre de un trastorno bipolar que le ha ocasionado más de algún problema en su vida.

“Yo tengo una enfermedad mental que está muy en boga hoy en día. Tengo un trastorno que se llama hipertimia, que es un trastorno del estado de ánimo, que habla acerca de que uno está muy arriba, eufórico. Por eso mismo tomo un medicamento que se llama Lamotrigina, que me mantiene estable. Yo me mandé un condoro hace un par de años atrás, hice una cumbre de stand up y cumbia en el Caupolicán, en la hipertimia. Perdí mucha plata porque pensaba que esto iba a funcionar. En mi caso, me lo detectaron a tiempo. Bueno, después de mucho rato, pero me reguló y es un remedio que me mantiene estable”.

En la misma línea, Gigi Martin recordó un desagradable episodio que vivió a consecuencia de sus crisis de pánico.

“Sufro de crisis de pánico y tomo Escitalopram y el Neuroval. Las crisis de pánico son horribles. Un día yo estaba actuando en Copiapó y me empezaron a dar cuando estaba en medio del show. Empecé a transpirar y como que me iba a desmayar, pensé que me iba a morir. Traté de concentrarme y me fui. Tomé un poco de agua y tenía ganas de llorar. Es que te dan deseos de llorar, te da una angustia, pero estoy en tratamiento igual”, cerró.