Crisis, cómo vivirla, enfrentar y sacar una oportunidad de ella

En los tiempos de crisis es donde más surge el emprendimiento.

SIGUENOS

Publimetro Chile
Por Cristián Méndez

Crisis es una palabra que da miedo, que asusta. Y más encima en estos meses ha sido mencionada mucho en diferentes en medios de comunicación y en conversaciones familiares y de amigos. Crisis sanitaria, crisis económica, crisis sicológicas y la serie de combinaciones que con este concepto se puede hacer, en realidad para una persona puede ser una oportunidad o un estancamiento, dependiendo cómo se aborde.

Sí, depende cómo se enfrente es qué se logra. Según datos entregados por Sercotec y Corfo, por ejemplo, muchos emprendimientos se inician para superar una crisis. Pérdida del trabajo, quiebra de otros negocios, emergencias familiares, falta de dinero, etcétera. Es como dice el dicho: en una tragedia están los que lloran y los que venden pañuelos.

Matilde Alcalde Matilde Alcalde, coach ontológica Newfield Network y de la página www.cambiocontinuo.cl.

Pero esa fuerza para sacar enseñanzas y oportunidades cuesta que llegue. Que se transforme en energía. Y todo porque, como explica Matilde Alcalde, coach ontológica Newfield Network y de la página www.cambiocontinuo.cl, quien está en un período “se culpa y no se perdona lo que perdió”.

"Hay que ver la crisis como una oportunidad", se dice habitualmente. Pero es difícil. Hay veces que esa cualidad se demora mucho en surgir. Se nubla todo, especialmente el ánimo y la autoestima, afectando varios aspectos de la vida. Para saber qué es una crisis, cómo enfrentarla, cómo superarla, nos contactamos con Matilde, para que desde su perspectiva nos diera orientación.

Y tú, ¿cómo te vives las crisis?

Primero, definamos qué es una crisis. Es una situación que nos cambia la vida de forma abrupta y repentina. Aparece de golpe. No puede ser anticipada.

“Hoy, desde que el mundo está enfrentando la pandemia por el Coronavirus, la incertidumbre se ha apoderado de la mayoría de nosotros. La falta de seguridad, o de certeza sobre algo, se presenta en varios aspectos de nuestra vida. Para muchos esta crisis trajo posibilidades, pero para otros no, especialmente en el ámbito económico”, explica Alcalde.

¿Cómo puedo enfrentarla?

“Lo primero es detenerte, escucharte y habitar todo lo que estás sintiendo dado lo que estás viviendo. Es importante darse permiso de sentir, de conectarte con las emociones que aparecen y ser capaz de expresarlas”, continúa.

En este sentido recomienda que se busque a alguien “en quien confíes para que te escuche. Puedes pedirle que sólo escuche y que no te de consejos. Cuando ya hayas sacado fuera todas esas emociones, que pueden ser rabia, pena, tristeza, culpa, etc., estarás listo para mirar el futuro con otros ojos y encontrar en la crisis una oportunidad”.

Las maneras de vivir las crisis… y la vida

Las tres maneras que detalla Matilde Alcalde: Resistiendo, fluyendo y conectándote.

En la primera no aceptas que estás en una crisis. “En esta las personas luchan contra molinos de vientos. Te opones a eso que está pasando y tu foco va a estar puesto en el resultado. Seguramente tu discurso interno estará relacionado con ‘pudo haber sido de tal o cual manera’”, comenta la Coach.

Desde las emociones aparece la angustia, rabia, exigencia, frustración, resentimiento, desconfianza. “Me dejo llevar por lo que pasa. En este caso no te haces cargo de lo que te está pasando. No eres el protagonista de tu vida. Otros tienen el poder y deciden por ti. Te adaptas y sobrevives”, detalla.

Desde lo que te dices, seguramente aparece el “ya pasara”, “sea como sea estaré bien”, “siempre ha sido así”. Tus emociones recurrentes son la resignación, tristeza, comodidad, costumbre, poca energía y aburrimiento.

Fluyendo, en cambio, “estoy conectado con lo que pasa. Presente en la experiencia. Atento, conectado, activo con lo que quiero. Desde tus discursos aparecen las posibilidades: 'Me hago cargo', 'recurro a mis redes de apoyo'”.

En tu mundo emocional aparece principalmente la aceptación, que no significa que estás de acuerdo, pero entiendes que la situación es está y depende sólo de ti adaptarte a ella. Las emociones que te conectan con esta manera de vivir una crisis son el entusiasmo, la gratitud, la esperanza y las posibilidades.

Finalmente, enfrentar una crisis conectándote con eso que te sale fácil ayuda mucho y puedes ver un horizonte más amplio y con oportunidades. “Con eso que te gusta hacer. Con ese sueño que quizás postergaste porque era más fácil vivir en la zona de confort. Conéctate con tus recursos, con eso que tienes y que te han permitido llegar hasta dónde estás hoy. Conéctate con tu poder personal. Convierte el problema en una oportunidad”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo