logo
Esfuerzo Pyme
Tras el estallido social y luego la pandemia, César Campos tuvo que reorganizar su café. / Esfuerzo PymeTras el estallido social y luego la pandemia, César Campos tuvo que reorganizar su café. / Esfuerzo Pyme
Esfuerzo Pyme 18/02/2021

César Campos cuenta cómo salvó de la crisis la cafetería familiar

El periodista y ex MasterChef cambió el nombre al local y adecuó su estructura a la contingencia

Por : Esfuerzo Pyme

Hace cuatro años César Campos y su familia concretaron el sueño de tener un negocio propio. Pistacho Full Market se llamó en sus inicios la cafetería del clan, con dirección en Apoquindo 4821, Las Condes. La misma que ahora luce completamente renovada como Food Crush , @foodcrush.cl en Instagram.

Sus primeros años de funcionamiento fueron muy auspiciosos, pero luego no fue inmune a los coletazos del estallido social. Después el emprendimiento sufrió un duro revés por la fuerte crisis económica que generó la pandemia. El rostro televisivo y ex Master Chef detalla que frente a este difícil e incierto nuevo escenario debieron pensar rápido y buscar fórmulas para salvar la inversión y conservar lo más que se pudiese al equipo de trabajo.

 

César Campos
César Campos tuvo que tomar decisiones fuertes para salvar su café de la quiebra.

Altos y bajos

“El 2019 venía desinflado y se aceleró con el estallido social, porque la gente empezó a salir más temprano y perdimos mucha venta de tarde. De salir a las 19 horas empezó a hacerlo a las 16 o 17 horas por el tema del transporte. Tras eso, ese verano hicimos un cambio de imagen y le pusimos Food Crush. Remodelamos todo. Un tremendo gasto, pero viene el Coronavirus y nos golpeó muy fuerte, porque llegó a desordenar lo que teníamos”, recuerda César Campos sobre esa triste época.

– ¿Qué hicieron para enfrentar ese momento?
– Fueron meses duros, sin poder abrir el local. Entonces, reinventamos todo el negocio hacia el delivery. Pero esta nueva forma de vender la soporta un negocio chico. Para nosotros fue complejo, porque diariamente entraban 200 personas a comprar. Hoy el despacho nos da para 50 cosas al día, no más y el arriendo está cobrado para valores más altos. Para el tema de los costos fijos de un local más grande el delivery no lo alcanza. Con nuestra gente tuvimos que ver lo del seguro de desempleo, con mucha tristeza, porque trabajaban hace mucho con nosotros.

La apuesta

Con el estallido social primero y luego la pandemia, no había negocio que no fuera afectado. Había que tomar decisiones fuertes y rápidas, y César Campos tuvo que  hacerlo: “Hay que pensar rápido y no bloquearse. Nosotros empezamos a hacer delivery y ventas online. Pedir ayuda a familia y amigos que te pueden comprar. Empezamos a recurrir a todo. Nuestra especialidad es el café varios tipos, tortas, pastelería, y a eso le agregaron algo nuevo que son los almuerzos para las casas. C es nos ha ido muy bien, especialmente con quienes están con teletrabajo”.
– ¿Cuál ha sido el trabajo con el tema de las fases?
– Abrimos con todas las medidas de seguridad, higiene, con protocolos de atención. Los números pesan, pero siempre hay que cuidar la salud. Con todo esto, nuestro público cambió. Antes atendíamos a mucho oficinista, ahora solo vecinos.

 

El consejo de César Campos

– Con tu experiencia, ¿qué aconsejas para sacar a flote un emprendimiento en medio de una crisis económica.
– Lo más importante es mantener la calma. El gran problema por este tema del coronavirus para los emprendedores es la baja de ventas y además la poca ayuda de los bancos. Y en eso hago un llamado…
– ¿A qué te refieres?
– La banca cobra los días que tiene que cobrar y no pregunta nada. Como si todo fuera normal.
-¿Sientes que no apoyan?
– Sucede que si la estructura que está detrás de los emprendedores, esto es, los arrendadores, las cuentas de luz y agua, gastos comunes, los créditos con el banco, no tiene conciencia, no se puede salir adelante. A nosotros el arrendador nos suspendió por meses el arriendo, porque entendió el contexto, porque uno no tiene una cuenta gigante como una gran tienda. Entonces, eso es lo que hace falta, más conciencia.