Los 10 mandamientos para tener un cabello saludable

Por

Para muchas mujeres el cuidado del cabello es una de las preocupaciones permanentes que tienen las féminas. El sitio webthefancymag.com elaboró una lista con los diez mandamientos del cabello.

1. “Cortarás tu pelo a menudo”.

Tu cabello crece aproximadamente 1,25cm al mes. Es decir, si lo cortas no estás perdida. Puedes cortarlo poco cada vez y verás como rápidamente volverá a crecer. Cortando tu cabello frecuentemente evitarás que las puntas se abran en dos y le dirás adiós a las zonas maltratadas. Este hábito es un “must” para lucir una cabellera saludable todo el año.

2. “Tendrás extra-cuidado al lavarlo y peinarlo”

Hazlo todo con suavidad. Frotar el pelo con fuerza cuando lo estás lavando no le hace bien. Trátalo con cariño, masajeando suavemente con la yema de los dedos. A la hora de desenredarlo, hazlo con delicadeza para que no se rompa. ¡Ideal si lo haces dentro de la ducha con el acondicionador puesto y utilizando tus dedos! Para conseguir extra brillo, enjuágalo con agua fría.. Para el secado, solo presiónalo con una toalla o hazte un turbante para absorber la humedad. Lo que quede de humedad, que se seque solo.

3. “Amarás los tratamientos”.

Todos los tipos de pelo necesitan un acondicionador y un tratamiento hidratante. ¡Aplícalos con regularidad! No hace falta que tu cabello esté en ruinas para recurrir a alguno, sino que debes incorporar esta norma dentro de tu rutina de cuidado. Mascarillas para después del enjuague, aceites, tratamientos naturales: todo vale.

4. “Respetarás tu pelo cuando lo expongas al sol”.

Si vas a pasar largas horas expuesta al rayo del sol, debes proteger tu cabello. Lo puedes hacer con productos especialmente creados para esta finalidad, así como con sombreros, gorros u otros accesorios para el pelo.

5. “Velarás por tus tinturas”.

¿Te tiñes el cabello? Si tu respuesta es “si”, tienes que asegurarte que la tintura que escojas sea de buena calidad e idealmente procura que la aplique un profesional. La tintura es un agente externo que puede hacer mucho daño a tu cabello si no lo aplicas correctamente o si la misma no es de calidad. ¡No quieres llevarte sorpresas desagradables en esta cuestión!

6. “No abusarás del secador y la planchita”.

Y con esto no queremos decir que no puedas hacer uso de ellos. Simplemente, debes tener en mente que no es bueno utilizarlos en exceso, ya que a la larga tu cabello puede sufrir daños. Sí a su uso, pero de manera moderada y con conciencia.  Y recuerda siempre no utilizar ni el secador ni la planchita al máximo de su temperatura, eso ayudará a evitar daños.

7. “Beberás Agua”.

El estado de tu hígado influye notablemente en la salud de tu pelo. Mantener tu hígado sano, limpio e hidratado será un gran aliado a la hora de fortalecer tu cabellera.

8. “Escogerás cereales integrales”.

Los cereales integrales están cargados de proteínas y de vitamina E, esenciales para la salud de tu pelo. Teniendo en cuenta que el cabello está principalmente compuesto de proteínas, una dieta rica en este elemento ayudará a fortalecer tu pelo desde adentro hacia fuera. Por su parte, la vitamina E equilibra la producción de aceites naturales, ayudando a humectar el cuero cabelludo y las fibras capilares.

9.“Comerás abundantes frutas, verduras y frutos secos”.

Para estar fuerte, tu cabello necesita minerales y vitaminas. Verduras clásicas como las cebollas, ajos, hortalizas de hoja verde, zanahorias, pepinos y pimientos le aportarán abundantes minerales y vitaminas a tu cuerpo que influirán directamente en la salud de tu cabello. Además, si agregas a tu dieta nueces y almendras te aportarán el zinc y la biotina que el pelo necesita para crecer fuerte.

10. “Ingerirás alimentos ricos ‘Grasas Polisaturadas’ (Omega-3)”.

Desafortunadamente, tu cuerpo es incapaz de producir por sí mismo estas grasas, indispensables para el crecimiento del cabello (entre otros tantos beneficios para el organismo). Por eso, es fundamental incorporarlas en nuestra alimentación. Alrededor del 3% de la raíz del pelo está compuesta de estas grasas, y también están presentes en las membranas de las células que forman tu cuero cabelludo, y en los aceites naturales que mantienen tu cuero cabelludo y tus fibras capilares hidratadas. ¿Dónde puedes encontrarlas? En el salmón, el arenque, las sardinas, la trucha, la caballa, el aguacate, las semillas de calabaza y las nueces.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo