Viviendas con subsidio: oportunidad para la casa propia

El mercado de la vivienda usada ha tenido un crecimiento explosivo, lo que se ha visto incrementado a través del subsidio que apoya la compra de este tipo de propiedades.

Por Paula Chapple C.

A tres años de la modificación que permite comprar en cualquier comuna viviendas nuevas o usadas, en verde o en un terreno sin construcción, el impacto y uso que ha tenido el subsidio de la clase media ha sido exitoso.

Esta es la conclusión de Guido Quiroga, Gerente de Fuenzalida Propiedades La Florida, quien afirmó a Revista Casas que “este instrumento ha beneficiado en forma especial a las familias que buscan barrios cercanos a las líneas del Metro o de avenidas y autopistas principales”.

La Florida y Puente Alto han sido dos de las comunas que han aprovechado las ventajas del subsidio para clase media, en particular para la adquisición de viviendas usadas. Este aporte estatal aprobado hace tres años permite a los interesados no sólo comprar viviendas nuevas como era hasta antes de esta importante modificación, sino también acceder a propiedades usadas y proyectos en verde.

“En este sentido no veo un mercado que se pueda ver postergado, hoy las familias pueden elegir donde quieren vivir y no como era antes de la modificación, en que las familias sólo podían elegir donde se encontraban los proyectos de viviendas nuevas”, destacó Quiroga.

En el caso de las comunas de La Florida y Puente Alto la oferta es mixta entre propiedades nuevas y usadas, donde mayoritariamente la preferencia es por propiedades usadas. Esta oferta es también mayor en casas, ya que son comunas que aún permiten a las familias disfrutar de barrios consolidados donde pueden encontrar propiedades de tres dormitorios y dos baños en terrenos de muy buen tamaño y precio.

Guido Quiroga explicó que “estas comunas tienen cada día mayor cantidad de familias donde el padre y la madre son profesionales de clase media emergente que privilegian la oportunidad de la casa antes que el departamento”. Referente a las comunas con mayor incidencia en el uso de subsidio para clase media en viviendas usadas se encuentran La Florida, Puente Alto, Ñuñoa, Maipú y San Bernardo.

Este subsidio, cuando recién comenzó, fue pensado para reactivar el stock de propiedades nuevas de las inmobiliarias, producto de la crisis de 2008-2009. “Considerando esto, el beneficio para las propiedades usadas es extraordinario, ya que pueden competir de igual a igual con un producto nuevo, con todas las ventajas que tiene esto en cuanto a valor final de una propiedad”, señala el ejecutivo.

Los requisitos de postulación son: no ser propietario, tener un ahorro previo de un mínimo de UF 50, tener ingresos suficientes para obtener un crédito hipotecario y finalmente el Estado aporta un monto de entre dos a cuatro millones, según las operaciones en las que nos ha tocado participar. Así, en definitiva el beneficiario tiene un ahorro previo en una libreta para este concepto, más el subsidio y el crédito hipotecario.

El ejecutivo afirmó que “frente a las instituciones financieras las exigencias no aumentan si se comparan con las operaciones hipotecarias tradicionales y funciona como cualquier crédito con un pie por parte del solicitante -en este caso el dinero propio ahorrado por el cliente- más el subsidio. Por exigencia del SERVIU la propiedad debe estar 100% regularizada. Esto significa que todo lo construido debe tener recepción final por parte de la dirección de obra municipal que corresponda”, finaliza Guido Quiroga.

Requisitos para optar al subsidio

Hasta el 10 de abril se puede postular al primer llamado del año 2014 para el subsidio habitacional D.S.1, para compra y construcción de viviendas, destinado a los sectores emergentes y a la clase media.

Este año el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) entregará 40 mil subsidios para estos segmentos de la población, para los cuál se invertirá 280 mil 500 millones de pesos. Este beneficio permite obtener viviendas entre las 600 a 2.000 UF.

Dependiendo del ahorro con que se cuente o bien del valor de la propiedad, los requisitos son los siguientes según el grupo beneficiado:

Clase Media y Grupos Emergentes

Subsidio dirigido a personas con capacidad de ahorro y con opciones de complementar el valor de la vivienda con un crédito hipotecario o recursos propios.

Para esta opción existen dos títulos distintos a los que se pueden elegir: El título 1 para grupos emergentes, destinado a la compra y construcción de vivienda de hasta 1.200 UF y el título 2 para la clase media, destinado a la construcción y vivienda de hasta 2.000 UF.

El ingreso mensual del núcleo familiar no puede ser mayor a 40 UF ($933 mil), para los grupos emergentes y 60 UF ($1,3 millones) para la clase media.

Los requisitos de postulación son tener 18 años; contar con el ahorro mínimo correspondiente al título que postule y depositar en una cuenta de ahorro a nombre del postulante o cónyuge.

Para acceder al grupo del título 1 es necesario tener una ficha de protección social de 13.484 puntos, mientras que el título 2 no necesita puntaje obligatorio.

Subsidio para grupos emergentes (Título 0)

Destinado a la ampliación de la cobertura a familias emergentes con capacidad de ahorro, pero sin capacidad de endeudamiento, es decir que no cuenten con un crédito hipotecario pre-aprobado.

Se debe tener un puntaje máximo en la Ficha de Protección Social de 11.734 puntos y las condiciones para postular son: contar con un ahorro mínimo exigido de 30 UF ($700 mil) al último día hábil del mes anterior a la fecha de postulación; no poseer vivienda o sitio, y tener un ingreso mínimo de 30 UF y tener un ingreso mensual familiar de hasta 25 UF.

El subsidio para la clase media va dirigido a personas con capacidad de ahorro y posibilidad de complementar el valor de la vivienda con un crédito hipotecario o recursos propios. De esta manera, el DS 1 vino a reemplazar al DS 40, mediante el cual, ahora el ahorro mínimo para postular es de 50 UF. Se trata de un subsidio genérico que, por ejemplo, si se aplica en una zona de Renovación Urbana o Desarrollo Prioritario, el incentivo estatal va de las 200 a las 300 UF, dependiendo del precio de la vivienda.

Según el MINVU, una de las principales ventajas de este sistema es que permite rebajar el nivel de endeudamiento de los chilenos, al momento de comprar una propiedad. En promedio, el Estado se demora entre 25 y 30 días en otorgar el beneficio, luego dependerá de quien postula, no obstante, el lapso para obtener una propiedad no puede exceder los 21 meses.

Subsidio de arriendo

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo informó que 1.733 familias jóvenes – un 87% de las que postularon – fueron merecedoras del beneficio que entregará el subsidio de arriendo.

El programa, conocido como “Chao, Suegra”, publicó en la web del Ministerio los resultados, correspondientes a la primera convocatoria para esta ayuda del Estado.

Según la información del MINVU, la comuna que lideró postulaciones fue Puente Alto (211), en segundo lugar quedó por Temuco (183), y luego le siguen Maipú (165), Valparaíso (158) y San Bernardo (130).

Asimismo, se detalló que los postulantes promedian los 26 años, un núcleo familiar de 2,6 integrantes, una renta de $304.404 y un 52% vive como allegado con parientes u otros. En este llamado se benefició a 5 mil familias del país, con una inversión fiscal de 19 mil 500 millones de pesos. Los postulantes deberán tener entre 18 y 30 años, hasta 13.484 puntos en la Ficha de Protección Social, al menos una pareja o hijo, y contar con 4 UF ($93 mil) de ahorro.

El beneficio permite arrendar casas que cuesten hasta $200 mil mensual, y tendrá una duración máxima de 5 años. En los primeros tres años el subsidio mensual del Estado será de 3UF ($70 mil), y durante los siguientes dos años entregará 2,5UF ($58 mil).

Este subsidio está hecho a la medida de las necesidades de las familias jóvenes, que todavía no tienen claro dónde van a vivir, dónde van a trabajar o cuántos hijos van a tener, pero que necesitan ayuda económica para independizarse o para buscar una vivienda mejor ubicada para acceder a sus trabajos.

La autoridad señaló que este es el primero de tres llamados que se realizarán durante este año, en el que el MINVU beneficiará a 15 mil familias gracias a una inversión de 58 mil 500 millones de pesos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo