Riqueza patrimonial en Buin

Importantes pasajes de nuestra historia se guardan en la Viña Santa Rita. Una casa colonial, que fue de Paula Jaraquemada, recibe a los visitantes convertida en un hermoso restaurante; otra construcción, de estilo pompeyano, es ahora un hotel boutique reconocido como el mejor de Chile, y una capilla neogótica se alza recientemente restaurada. En un entorno de paisajes privilegiados y reconocida por su valor turístico, este monumento nacional, situado a 30 km al sur de Santiago, cuenta además con las bodegas de vino más antiguas del país actualmente en uso.

Por

El Parque de la Viña Santa Rita es un Monumento Histórico de gran valor cultural y paisajístico. A 30 km al sur de Santiago, en el sector de Alto Jahuel, en la comuna de Buin, se emplaza en un sector de enorme atractivo e interés regional y nacional: la Ruta del Vino del Maipo Alto, que comprende a un conjunto de viñas ubicadas en el piedmont de la Cordillera de Los Andes, en una zona que hoy abarca a las comunas de Buin, Pirque y Paine.

Se trata de un monumento muy ligado a nuestra historia, ya que su primera dueña, Paula Jaraquemada, lo dejó a disposición de Bernardo O’Higgins para que lo utilizara como cuartel durante la guerra de Independencia. Posteriormente, pasó a propiedad de la familia Fernández Concha y, más tarde, a manos de la familia García Huidobro, que cuenta entre sus miembros al poeta Vicente Huidobro, quien frecuentó el lugar en sus primeros años.

El Monumento Histórico Parque de la Viña Santa Rita incluye en su complejo inmobiliario a la casa colonial, que fue de Paula Jaraquemada (hoy restaurante turístico); las bodegas de vino más antiguas del país actualmente en uso, y la casa principal del parque, de estilo pompeyano, que perteneció a los Fernández Concha y luego a los García Huidobro (hoy convertida en el Hotel Casa Real, distinguido a nivel internacional). También cuenta con un parque interior, diseñado por el paisajista francés Guillermo Renner, y con una capilla neogótica, recientemente restaurada por uno de los profesionales que intervino en la refacción de la Capilla Sixtina.

Todo ello rodeado de un entorno de viñas, con denominación de origen Valle del Maipo, que constituyen el principal atractivo turístico de la zona, atrayendo en su mayoría a visitantes extranjeros e inserta en un concepto de comuna agrícola desde la época colonial.

Historia de un monumento

El Parque fue declarado Monumento Histórico el 24 de octubre de 1972. Según establece la declaratoria, incluye la casa principal, la capilla y las bodegas, con una superficie de 40 hectáreas. Las razones que fundamentan la declaración radican en el enorme valor patrimonial histórico, arquitectónico, cultural y paisajístico del lugar.

Según la ficha pública, del Consejo de Monumetos Nacionales (www.monumentos.cl), “la antigua hacienda Santa Rita incluye más de 800 hectáreas de tierra en el corazón del Valle del Maipo, un maravilloso parque de 40 hectáreas y la antigua mansión, que para mediados de la década de 1990 estuvo bajo proceso de restauración. Se trataba de recuperar un lugar preponderante en la vida social y cultural del país”.

“El Parque, por su parte, constituye uno de los mayores y mejor conservados de la zona central. Realizado en la segunda mitad del siglo XIX, es un buen exponente de los grandes parques rurales de la época”. Fue diseñado entre 1892 y 1895 por Guillermo Renner, destacado paisajista francés que construyó numerosos parques urbanos y jardines en la zona central de Chile, a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

La casa colonial se ubica al extremo norte del Parque. “El inmueble está ligado a nuestra historia patria, ya que Paula Jaraquemada dejó a disposición del General O’Higgins sus entonces llamadas casas de Paine, para que las usara como cuartel durante la guerra de Independencia”. De esta forma, la bodega N°1 –construida a principios del siglo XIX– se llama ‘Bodega de la Independencia’, en recuerdo de aquella época.

“La casa corresponde a la típica casa rural chilena de adobe con corredores perimetrales; tiene una longitud de 90 metros y la caracteriza el hecho de tener bodegas de vino bajo la casa, en toda su longitud”.

La Viña fue fundada en 1880 por Domingo Fernández Concha, distinguido hombre público de la época que se dedicó a introducir finas cepas francesas en sus dominios. Construyó las casas patronales, la capilla y las bodegas subterráneas con asesoría de técnicos franceses. Hasta hoy estas bodegas se conservan y son reconocidas como las más antiguas en uso en Chile. En estas instalaciones y gracias a la asesoría de enólogos franceses, se inicia la elaboración de vinos con técnicas y resultados muy superiores a los tradicionales conocidos en aquel entonces.

En 1885, el arquitecto Teodoro Burchard, de origen alemán, terminó de construir la capilla neogótica a un costado de la antigua casa patronal. A pesar de los años, todo está muy bien conservado. No en vano uno de los restauradores de la Capilla Sixtina en el Vaticano viajó desde Florencia sólo para recuperar este templo. Descubre www.santarita.com.

Premios de excelencia

• En 2014, Viña Santa Rita recibió por segundo año consecutivo el Certificado de Excelencia otorgado por Trip Advisor, la mayor web de viajes del mundo. Este galardón se concede únicamente a las empresas turísticas mejor valoradas por su alto nivel de calidad en base a las opiniones y comentarios de los viajeros.

• En la premiación internacional World Travel Awards –considerados los premios Oscar de la industria del turismo– el Hotel Casa Real de Viña Santa Rita fue distinguido como el mejor Hotel Boutique de Chile. Los nominados para este reconocimiento son seleccionados por un panel de expertos que analizan criterios como satisfacción del cliente, calidad de servicio, innovación del producto, responsabilidad social corporativa y relacionamiento con las comunidades, entre otros aspectos.

Descubre www.santarita.com

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo