Paulina Saball: Programas Minvu 2015

La titular del Ministerio de Vivienda y Urbanismo explica que, bajo los principios de equidad urbana e integración social, la cartera destinará el próximo año un 65,9% de su presupuesto al ámbito de la vivienda, un 23,5% al desarrollo de las ciudades y un 3,4% a la recuperación de barrios.

Por

Por Paula Chapple C.

Prácticamente un 27% del presupuesto del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) para el año 2015 estará destinado al desarrollo de los barrios y ciudades, con el propósito de favorecer la equidad urbana y la integración social, énfasis que no implicará descuidar el ámbito de la vivienda. Así lo resume en exclusiva para Revista Casas la ministra Paulina Saball, al hacer las proyecciones de su cartera de Estado para el próximo año, en virtud de la reciente aprobación del presupuesto del Ministerio de Vivienda y Urbanismo por parte del Congreso Nacional.

“Estamos haciendo un giro gradual pero significativo para aumentar la inversión en barrios y ciudades, sin que ello implique descuidar los programas habitacionales, en particular los destinados a los sectores más vulnerables. Las adecuaciones a los programas e instrumentos están enfocados en esa dirección y con esos objetivos”, señala la secretaria de Estado.

¿Qué significa eso?

Con los recursos dispuestos en el presupuesto 2015, que crece en 19,6%, podremos ampliar, mejorar y diversificar nuestros programas habitacionales (65%), y al mismo tiempo dar un fuerte impulso a la recuperación de barrios (3,4%) y a los programas destinados a mejorar la infraestructura de nuestras ciudades (23,5%).

¿Hacia dónde apuntan los esfuerzos del Minvu?

Vamos a asumir los temas pendientes, esto es: sacar adelante proyectos habitacionales paralizados por problemas de financiamiento; vincular a las miles de familias que fueron beneficiarias de un subsidio habitacional y no han podido aplicarlo, conjuntamente con introducir mejoras a los programas existentes y crear otros nuevos. Todo ello, con el propósito de ampliar el acceso, diversificar los instrumentos y mejorar la calidad de las soluciones habitacionales destinadas a las familias vulnerables y de sectores medios. Del mismo modo, vamos a aumentar los barrios con el Programa Quiero Mi Barrio (204 barrios nuevos); potenciaremos el Programa de Mejoramiento de Condominios de Vivienda Social, con la activa participación de vecinos y vecinas, y en estrecha colaboración con los municipios. Asimismo, daremos un fuerte impulso a las inversiones urbanas, lo cual posibilitará la construcción de nuevos parques urbanos; una red de ciclovías de alto estándar; vialidad intermedia destinada a mejorar la conectividad y la integración al interior de nuestras ciudades. Estas inversiones sectoriales, conjuntamente con las inversiones del Ministerio de Obras Públicas, Transporte y los respectivos gobiernos regionales, darán vida a los Planes Regionales de Infraestructura Urbana-Territorial, que estamos gestionando desde el Comité de Ministros de Ciudad, Vivienda y Territorio.

¿Están incluidos los planes de reconstrucción por terremotos y el incendio de Valparaíso?

En efecto, el presupuesto aprobado contempla las inversiones en vivienda, barrio y ciudad, comprometidas en los planes de reconstrucción del norte grande –regiones de Arica -Parinacota y Tarapacá– y del incendio de los cerros de Valparaíso. También tenemos aún una cartera amplia de proyectos vinculados a la reconstrucción del 27F en las regiones de Biobío, Maule y O´Higgins, y algo menor en cantidad, pero no menos importante, en la Región Metropolitana.

¿Son emergencias que han cambiado las prioridades del Minvu?

Nos han ocupado y comprometido. Nuestro país es vulnerable a catástrofes naturales y nuestro ministerio tiene y seguirá teniendo un rol importante en los procesos de reconstrucción. Hemos acompañado a las familias damnificadas desde el primer momento y lo seguiremos haciendo hasta completar las soluciones comprometidas. Tenemos un mandato de la Presidenta de sacar adelante los planes de reconstrucción en nuestra área, con calidad, oportunidad, participación y coordinación. Hemos creado nuevos instrumentos para responder a las particularidades de cada situación y región, y hemos promovido la colaboración público-privada para la construcción de las soluciones que se requieren.

 

BARRIOS Y CIUDADES

¿Los ejes incluyen el ámbito de los barrios y las ciudades de todo el país?

Por supuesto. Estamos adecuando los programas e instrumentos para trabajar en áreas metropolitanas, ciudades medianas, pequeñas y también en las localidades más apartadas. En la nueva versión del programa Quiero Mi Barrio hemos incorporado el mejoramiento de las viviendas, conjuntamente con la intervención en los espacios públicos; hemos profundizado el trabajo intersectorial y hemos sumado, a los recursos sectoriales, recursos regionales en Arica y Parinacota, y Magallanes. En el Programa de Protección al Patrimonio Familiar, estamos incorporando las viviendas antiguas, patrimoniales y cités; estamos aumentando los recursos para acondicionamiento térmico de las viviendas, con particular énfasis en las zonas declaradas saturadas y, como parte de la Agenda de Eficiencia Energética, estamos también subsidiando la instalación de sistemas solares térmicos. Tenemos proyectado rehabilitar un promedio de 64 espacios públicos anuales, que se suman a los 34 parques urbanos y a los 190 kilómetros de ciclovías que construiremos en el gobierno de la Presidenta Bachelet.

En la línea de barrios, ¿está prevista una mayor cobertura?

Así es. Tenemos previsto para el próximo año ampliar la cobertura del Programa Quiero Mi Barrio; trabajaremos en 272 barrios en todo Chile. De éstos, 121 corresponden a barrios del programa en ejecución y 151 a la nueva versión del programa comprometido como medida presidencial. A ello deberemos sumar los barrios que se ejecutarán por nuestros equipos con recursos de los gobiernos regionales. Es un Programa de gran impacto y valoración en todas las comunas y regiones.

¿De qué manera las ciudades se han incluido en la agenda?

Estamos actualizando y creando 68 instrumentos de planificación territorial; aumentaremos la superficie y mejoraremos el estándar de la vialidad estructurante asociada al transporte público, con la ejecución de 74 proyectos; pavimentaremos aproximadamente 256 kilómetros de calles, pasajes y veredas con el programa de pavimentos participativos; construiremos 57 kilómetros de ciclovías de alto estándar para promover la bicicleta como un medio de transporte no motorizado, de los 190 kilómetros comprometidos en el gobierno de la Presidenta Bachelet. Conjuntamente, estamos impulsando un conjunto de Proyectos Urbano Habitacional de alto impacto, como el Portal Bicentenario de Cerrillos y el seccional de Altos de Playa Blanca, en Iquique.

¿Y los parques?

En 2015 invertiremos en la recuperación de más de 120 espacios públicos y en la construcción de 28 parques urbanos. La idea es acortar la brecha de inequidad actualmente existente en materia de áreas verdes y a la vez mejorar la integración al interior de las ciudades, aportando más y mejores espacios para el encuentro, la recreación y las actividades cívicas. Este Ministerio no descansa.

¿Con una mirada urbana?

Exacto. Vamos a hacer, como Gobierno y como Ministerio, las inversiones en infraestructura urbana que favorezcan la conectividad, la integración y el desarrollo de nuestras ciudades con mejores espacios públicos, parques, ciclovías, y más calles, pasajes y veredas pavimentadas.

 

SUBSIDIOS

Ha informado de ajustes a los programas de subsidio, especialmente para hacerse cargo de las familias que aún no tienen su vivienda, pese a haber recibido el beneficio.

Nuestro presupuesto 2015 considera un crecimiento de 20% en el ámbito de vivienda. Con ello podremos financiar lo que heredamos y lo que proyectamos. Todos nuestros equipos regionales hicieron un levantamiento de los proyectos desfinanciados, y las familias y grupos con subsidio y sin proyecto. A partir de ese diagnóstico, trabajamos gestionando suelo, levantando proyectos y trabajando con las organizaciones, para que todos puedan acceder a una solución habitacional adecuada.

¿Hay ámbitos específicos de acción del Minvu?

Especial atención, dentro de estos lineamientos generales, destinamos a las familias que viven en campamentos, a los damnificados, sectores rurales, adultos mayores, mujeres jefas de hogar, pueblos originarios, inmigrantes, personas con discapacidad, etcétera. Procuramos que las adecuaciones a nuestros programas y el trabajo comunitario de nuestros equipos fomenten la inclusión social.

Usted informó de subsidios para inmigrantes.

Efectivamente. No hemos creado un subsidio especial para familias migrantes; hemos levantado las barreras que limitaban el acceso de las familias migrantes residentes a los programas públicos que les permiten acceder a una vivienda adecuada en propiedad o en arriendo.

¿Y la clase media?

Tal como lo comprometió la Presidenta en el Programa de Gobierno, estamos ampliando las oportunidades de acceso a una vivienda para la clase media, robusteciendo un sistema de financiamiento para sectores medios. Ello implicará incentivos al ahorro y bonificación a su permanencia; adecuación de los montos de subsidio a la realidad territorial, y un conjunto de subsidios al crédito hipotecario, que lo harán más accesible y seguro. Estamos trabajando con la Banca, para ampliar el acceso a crédito a sectores de menores ingresos y a la vez bajar los montos mínimos del crédito a contraer. Asimismo, hemos introducido modificaciones al Programa de Protección del Patrimonio Familiar, para que puedan beneficiarse de estos subsidios las familias de sectores medios que requieren el apoyo del Estado para mejorar sus viviendas o condominios.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo