Salas de venta en 3D: Las ventajas de la virtualidad

La tendencia apunta a incorporar lentes 3D y pantallas touch en las salas de venta de algunos proyectos inmobiliarios. A través de estas tecnologías se puede recorrer el inmueble, sus espacios comunes y las diferentes tipologías de departamentos o casas, incluso antes de su construcción.

Por Por Paula Chapple C.

Por fuera sólo se divisan grandes grúas detrás de los cierres perimetrales, y en las salas de ventas sólo hay ilustraciones o imágenes de lo que será el nuevo proyecto. Recorrer las instalaciones o visitar un departamento piloto es impensable para aquellos que desean ver algo más antes de firmar una promesa de compra. Sin embargo, “la compra en verde sigue siendo la forma más conveniente de adquirir un departamento, porque el cliente asegura un mejor precio y ubicación”, explica Ximena Muñoz, subgerente de comercialización y ventas de Inmobiliaria Grupo España.

Por ello las tecnologías en ventas inmobiliarias se han masificado dentro de los proyectos. Una de ellas es la incorporación de lentes 3D en las salas de ventas, que permiten al visitante conocer de manera vivencial aspectos importantes del proyecto, comenzando por la recepción, espacios comunes e interior de los departamentos o casas. “Incluir tecnologías digitales genera experiencias más reales y naturales que ayudan al cliente en el proceso de toma de decisión, porque colabora en la optimización de entrega de información”, asegura Muñoz.

En Almagro, por su parte, hace cuatro años que implementaron nuevas tecnologías “para mostrar al cliente una imagen cuando no hay nada que mostrar, renovando nuestras salas de ventas con soportes digitales que entregan mayor detalle e información actualizada de los productos. La clave es que la tecnología aplicada en los puntos de contacto sea transparente, fácil, limpia e intuitiva”, comenta José Luis Calderón, gerente de marketing de Almagro.

Ventajas

Ximena Muñoz explica que Grupo España implementó esta tecnología de lentes 3D en la sala de ventas del edificio Colour, en Las Condes, proyecto que consta de 161 departamentos de 1 y 2 dormitorios.

“La gran ventaja de este sistema es que el cliente podrá conocer el proyecto en una etapa mucho más en verde, sin que necesariamente tenga que esperar a que estén listos los departamentos pilotos”, añade la ejecutiva, quien reconoce que el 90% de la decisión de compra se toma en la sala de ventas.

Para llevar a cabo este proyecto se realizó una integración de Autocad, 3DMax y Unity. “Pasaron los planos al software 3D, donde se levantó el proyecto con realidad virtual, se texturizó, ambientó e iluminó, y luego se exportó al software donde se programa la experiencia inmersiva”, afirma.

Finalmente la ejecutiva señala que el hecho de “digitalizar” las salas de ventas obedece a la constante preocupación de la compañía por entregar mayor satisfacción en el proceso de adquisición de la vivienda.

Tecnología touch

Otra de las empresas que se ha sumado a esta tendencia es Inmobiliaria Fernández Wood, que acaba de inaugurar un módulo de autoatención táctil en la sala de ventas de Valle Norte, en Chamisero.

A través de esta herramienta –implementada por la empresa especializada S.I.D.– los cotizantes podrán revisar la propuesta inmobiliaria de las nuevas etapas del barrio Valle Norte desde un punto de vista más dinámico y fácil de usar, accediendo a la ubicación geográfica del proyecto, sus vías de acceso, una vista 360°, los principales atractivos cercanos a cada una de las etapas, y uno de los modelos de casas disponibles, sus plantas y terminaciones.

El objetivo de Fernández Wood es sintonizar con los nuevos consumidores, interactuar bidireccionalmente con ellos y facilitar la comprensión de sus proyectos, para lo cual ya ha innovado con otras herramientas, como los pilotos de realidad virtual inmersiva y una versión responsiva de su sitio web para smartphones.

Almagro también ha desarrollado esta innovación en sus proyectos. “Algunas de las aplicaciones tecnológicas que desarrollamos son las pantallas táctiles en las salas de venta, gráficas 3D, animaciones 3D con recorridos de los departamentos y las fachadas de los edificios. Nuestro objetivo es achicar la brecha entre el producto y el cliente, comunicando de la manera más real y tangible posible los atributos de un departamento, sus espacios e incluso cómo sería vivir en ese lugar”, indica José Luis Calderón.

Asimismo, Almagro cuenta con grabaciones aéreas a través del uso de un drone, “donde insertamos el edificio 3D por medio de trackeo de cámara y fotografías aéreas, donde mostramos cuál va a ser la vista del departamento, atributo clave para quienes buscan vivir en altura”, complementa el ejecutivo de Almagro.

Como parte de esta tendencia, Grupo España también ha incorporado las pantallas touch en la sala de venta del edificio Now, ubicado en Providencia, a un costado de la Torre Santa María.

“El perfil del público orientado a este proyecto está a la vanguardia en lo que a tecnología se refiere, por lo que este sistema está totalmente alineado con los gustos y necesidades de este segmento”, comenta Ximena Muñoz. Considera que uno de los grandes beneficios de las pantallas touch es que permiten acceder a distintas áreas del proyecto, tales como salones, espacios comunes, vistas de los departamentos, y también revisar las características del proyecto, planos, renders o ilustraciones, entre otros.

Otro beneficio de estas tecnologías es que permite que el cliente se atienda sin necesidad de solicitar ayuda al vendedor. “Muchas veces sucede que los vendedores están atendiendo a otros clientes, por lo que el sistema de auto atención de estas tecnologías permite minimizar los tiempos de ocio de quienes esperan su turno. De todos modos, los precios y disponibilidad de cada unidad los entregan los vendedores”, informa la ejecutiva de Grupo España.

“Hoy en día la tecnología se ha convertido en un instrumento indispensable para la vida cotidiana y es una herramienta recurrente para tomar todo tipo de decisiones. La industria inmobiliaria no es la excepción, y el consumidor exige nuevas tecnologías para facilitar la decisión de compra de una vivienda”, finaliza José Luis Calderón.

La correcta aplicación de las tecnologías favorece que los clientes se hagan una idea de algo que aún no existe. En el caso de la venta en verde, por ejemplo, es una herramienta muy útil porque para la mayoría de las personas es difícil entender algo tan abstracto como un plano o un dibujo, y la tecnología 3D ayuda para conocer el producto en un mundo más concreto y realista.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo