La potencia de un phablet en el tamaño de un smartphone

A veces tener un smartphone más grande no siempre significa tener la mayor potencia.

Por Consuelo Rehbein

En el mundo de la tecnología es común pensar que un phablet (como Mate 9 de Huawei o la serie Note de Samsung) ha de tener características técnicas mayores que las de un teléfono de una línea más pequeña (como la serie P de Huawei o la serie S de Samsung). Sin embargo, eso no es necesariamente así. Los avances en procesadores y otros elementos de los smartphones hoy permiten tener la potencia de los denominados "phablets" (smartphones grandes, casi del tamaño de un tablet pequeño) en un smartphone de tamaño regular.

Grandes procesadores, en poco espacio
La gran diferencia entre 7 y 7 Plus son sus cámaras.

La apuesta de las principales marcas apunta a la creación de dispositivos pensados en ciertos perfiles de usuarios específicos, sin sacrificar la potencia que entregan los dispositivos. Es así, como, por ejemplo, el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus no tienen grandes diferencias en tema de software y hardware, más que el tamaño de la pantalla, las cámaras (mejor en Plus) y la batería.

En Huawei el fenómeno es bastante parecido. En enero de este año, durante la edición 2017 de CES Las Vegas, se lanzó el nuevo Mate 9. Este teléfono de grandes prestaciones se coronó como el dispositivo más potente de la marca durante el primer trimestre. Sin embargo, durante el Mobile World Congress se lanzó el P10. Un smartphone más pequeño, pero con la misma potencia de Mate 9.

P10 viene a ser el hermano pequeño de Mate9.

De hecho, este miércoles se lanzará en Chile, siendo el primer país latinoamericano en tener acceso a este terminal. Estamos hablando de terminales con 4 GB de RAM, procesadores OctaCore y baterías con carga "supercharge" que logran cargar el 50% del dispositivo en apenas 30 minutos. Sus pantallas son de 5.1 y 5.9 pulgadas respectivamente.

La nueva generación de smartphone promete la misma potencia de sus phablets en teléfonos más pequeños. Sólo cambia el envase.

¿Phablet o smartphone?

Con estas dos opciones, que tienen los mismos procesadores, RAM y que poseen pocas diferencias, es fácil preguntarse: ¿cuál me acomoda más? Ante esto, debemos fijarnos en la experiencia de uso y en cosas simples como si nos gusta el diseño, si entra cómodamente en nuestros bolsillos y sobre todo, cuales son nuestras necesidades.

Hoy la diferencia ya no es de potencia, sino que solo de tamaño de pantalla y duración de la batería.

Si usas el celular para revisar documentos o trabajar en planillas Excel, un "phablet" te brindará mayor comodidad con su mayor tamaño de pantalla. Lo mismo si buscas un dispositivo para compartir material multimedia constantemente como fotografías o videos, o si gustas de ver series mientras viajas. Considerando estos aspectos, este tipo de equipos responden más a un perfil ejecutivo.

Si por el contrario portas tu teléfono todos los días en tus jeans, y solo andas buscando un dispositivo potente con el cual mantenerte conectado, un smartphone de alta gama te dará todo eso y mas: conectividad, potencia, comodidad, etc. Lo primero que debes hacer al elegir un celular, sea smartphone o phablet es pensar en el uso que le darás. Ahora puedes pensar en el tamaño del dispositivo como algo secundario, pues se promete la misma potencia en distintos envases.

También te puede interesar:

¿Cuáles son las características de un celular gama media-alta?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo