Revelan escabrosos detalles del experimento que drogaba con LSD a delfines para enseñarles a hablar

El experimento realizado en la década del 60, era financiado por la NASA, y buscaba conseguir que los delfines se comunicaran en inglés con sus cuidadores.

Por Nathaly Lepe

Era la década del ’60 y los científicos estaban empecinados con la idea de comunicarse con los delfines, por lo que financiados por la NASA, el Instituto de la Comunicación, informalmente conocido como “The Dolphin House” realizó un extraño estudio que involucró a estos animales con las drogas.

Casi 60 años después, algunos de los científicos que formaron parte del proyecto, entregó detalles de lo ocurrido en los tanques donde se realizó la investigación.

El neurocientífico que dirigió el trabajo, John Lilly, precisó -según reproduce The Independent– que el estudio se centró en tres delfines en particular, uno de los cuales incluso fue puesto en un tanque de aislamiento con un ser humano las 24 horas del día durante tres meses.

Durante ese periodo,  el animal llamado Peter intentó acercarse sexualmente a su  cuidadora, Margaret Howe Lovatt, quien decidió aliviar los impulsos del animal porque estaba resultando ser perjudicial para el entrenamiento.

Pese a que intentaron enseñarle a hablar inglés, ninguno de los delfines logró aprender el idioma.

Como parte de la investigación, los científicos sumistraban LSD a los delfines y aunque no lograron comunicarse con ellos, si detectaron que los animales se mostraban más “vocales” cuando consumían la droga.

Lilly escribió en uno de sus apuntes que "lo importante para nosotros con el LSD en el delfín es que lo que vemos no tiene sentido en la esfera verbal".

"Estamos fuera de lo que podríamos llamar el intercambio racional de ideas complejas porque todavía no hemos desarrollado la comunicación de esa manera”, añadió entre sus conclusiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo