El trágico final de un rebaño de ovejas: fueron atacadas por uno oso pero murieron por otro motivo

El animal salvaje persiguió a las ovejas, las que arrancaron y cayeron a un precipicio.

Por Nathaly Lepe

Los ganaderos siempre están preocupados de los animales salvajes que provocan la muerte a parte de sus rebaños, pero lo que ocurre en los Pirineos, en la zona fronteriza entre España y Francia, no tiene precedente.

La molestia de los productores de la zona tiene que ver con el plan de las autoridades para re introducir en la zona tres osos pardos, luego de décadas de ser aniquilados por cazadores.

Los agricultores han aumentado sus críticas al programa luego que 200 ovejas encontraran la muerte por culpa de uno de los osos. Todo ocurrió cuando el animal salvaje, en un intento por conseguir una presa obligó a las ovejas a escapar y en su huida cayeron por un acantilado de más de 200 metros.

Según reproduce The Guardian, los cuerpos de 169 ovejas cayeron en el pueblo español de Lladorre, mientras que el resto de los animales terminaron en Francia.

Los productores de la zona, asociados en la Confederación Paysanne de Ariège, manifestaron que “el pastoralismo -que protege la biodiversidad y mantiene vivas las montañas- no es compatible con la reintroducción de grandes depredadores”.

Cabe mencionar que el último oso pardo en la zona fue asesinado por un cazador en 2004 y actualmente existen cerca de 30 animales de la especie en la zona.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo