Quedó viudo tras 66 años y puso una piscina para los niños del vecindario para luchar contra su dolor

Keith Davison perdió al amor de su vida, pero encontró tranquilidad y alegría haciendo felices a decenas de niños.

Por Publimetro

Hay formas y formas de enfrentar una pérdida y el dolor que esta trae consigo, sin embargo lo que hizo Keith Davison no sólo trajo alegría a su vida, sino que una gran compañía.

El ex juez de 94 años quedó viudo luego de 66 años de casado tras la muerte de su esposa producto de un cáncer y ahí la idea vino a su cabeza.

Según Kare 11, Keith comenzó a construir una piscina en el patio trasero de su casa Minnesota, y muchos de sus vecinos dudaban que pudiera concretar su anhelo.

Sin embargo, cuando comenzó el verano todo estaba listo, y el hombre ya se había preparado para volver a llenar de alegría su hogar e invitó a todos los niños del vecindario a disfrutar del agua y el sol.

Pronto, todo se llenó de gritos, carreras y juegos y lo que había partido como una tremenda pérdida y dolor, terminó en una historia maravillosa que llevó sonrisas a todos sus vecinos.

"Tú adoptaste a todos los niños de nuestro barrio, estos son tus nietos”, le dijo una de las vecinas.

Keith reconoce que hacer dicha inversión a los 94 años y con la actual condición económica no es lo más adecuado, pero asegura que “no le importa” y revela que el también, cuando los niños vuelven a sus casas, disfruta de la alberca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo