Adoptó a una bebé con hidrocefalia, le dijeron que no hablaría ni caminaría y recibió el mejor regalo del mundo

Yeni Jaramillo, una mujer bombero soltera de Medellín, crió a María Camila desde los tres meses. Tres años después recibió su gran recompensa.

Por Alejandro Osorio

María Camila nació con hidrocefalia y sus padres biológicos no tenían los recursos para criarlas y hacer frente a su enfermedad. Fue así como aparece en esta triste historia Yeni Jaramillo, una mujer bombero soltera de Medellín, quien al ver a la pequeña de tres meses se enamoró de inmediato de ella, a tal punto que sintió la necesidad de no separarse más de la niña.

Yeni acordó con sus padres adoptar a la bebé y llevársela a Medellín. Ahí empezó una relación que superó hasta los lapidarios diagnósticos médicos.

"Cuando vi a María Camila sentí amor por ella. Fue una difícil decisión traerla a Barbosa porque soy bombera y eso demanda mucho tiempo. Gracias a Dios tuve el apoyo de mis padres", comentó Yeni a Noticias Caracol.

Ayudada por sus padres, Yeni emprendió el desafió de criar a María Camila y sacarla adelante pese a su complicada enfermedad… Y nos fue fácil, los primeros tres meses, la pequeña permaneció internada y después de varios exámenes los médicos le comunicaron a Yeni que su hija no hablaría ni caminaría.

Fue un golpe duro, pero la mujer no se rindió. Su amor por la niña no conocía de limitaciones y siguió su lucha con fuerzas renovadas.

Yeni inició estudios de enfermería para ayudar a toda hora a su hija y asumió la tarea de recuperarla. Pasó el tiempo hasta que una mañana cualquiera, ya con tres años de edad, María Camila la miró y le dijo: “Mamá, te amo”. Fue el mejor regalo para Yeni. Una simple frase, una que nosotros escuchamos y repetimos tanto, para esa mujer significó su vida, su orgullo y su máxima alegría. María Camila había logrado hablar.

“Ella hoy es una bebé completamente normal. Cuando un médico dijo que nunca iba a hablar, pues resulta que hoy, cuando se levanta, pide el desayuno, pide abrazos, dice lo que quiere y lo que no. Es todo un amor”, aseguró Yeni.

Pero el camino de esta mujer y su hija no se detiene ahí, ahora su próxima meta será verla caminar, después de todo, María Camila parece que no tiene límites.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo