Niños con problemas auditivos participaron de una capacitación tecnológica

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, más del 5% de la población mundial (360 millones de personas) tiene pérdida de audición. Frente a esta realidad, ayer se realizó el primer taller de programación para niñas y niños sordos en Chile.

Por Consuelo Rehbein

El uso de la tecnología es un gran apoyo para la inclusión e integración de personas con discapacidad. Especialmente, en el área de educación y en el área laboral, el uso de herramientas digitales para que niños, niñas y jóvenes puedan acceder a mayores y mejores oportunidades es un factor que permite sortear barreras que hace unos años atrás eran muy difíciles de superar.

Es por ello por lo que, en el marco de la conmemoración del "Día Nacional de las personas con problemas auditivos", Microsoft y Coclus (la primera plataforma online que conecta a la comunidad en torno a las personas con discapacidad auditiva) desarrollaron un taller de programación para niñas y niños sordos de 5º a 8º básico del Colegio Indesor, que se realizó este miércoles en el edificio corporativo de Microsoft.

niños Los niños durante el taller. / Gentileza Toro & Asociados
Jugar y aprender

Esta actividad fue una #HoraDelCódigo con Minecraft, en la que, a través de los personajes del popular juego, más de 30 niñas y niños del colegio Indesor dieron los primeros pasos en el lenguaje del código. Al finalizar el taller, cada uno recibió un diploma electrónico de Microsoft Virtual Academy.

niños La programación es una herramienta que podrá ser de utilidad en su futuro laboral. / Gentileza Toro & Asociados

Los asistentes, además de dar sus primeros pasos en el lenguaje de código, tuvieron la posibilidad de conocer el gran potencial que tienen para realizar cosas innovadoras y que nada es imposible.

“En el caso de los niños con discapacidad auditiva, actualmente existe poco apoyo desde el punto de vista educacional para proyectarse en el futuro y un gran porcentaje opta por estudiar carreras más “básicas”, por decirlo de alguna manera, o simplemente no estudian y optan por un trabajo, debido al miedo de que su discapacidad les impida hacer cosas más allá”, comenta Matías Donoso, director y creador de Coclus.

Inclusión laboral

En junio se aprobó la ley de inclusión laboral con la finalidad de integrar al mundo del trabajo a personas con discapacidad. Esta nueva ley exige a las empresas con más de 100 o más trabajadores que al menos el 1% de sus puestos de trabajo sean ocupados por personas en situación de discapacidad.

Esta promulgación pretende cambiar la realidad actual, ya que, según el "Segundo Estudio Nacional de la Discapacidad", en Chile sólo el 39,3% de las personas con discapacidad tienen empleo. Y otra realidad aún más impactante, de acuerdo con el último estudio realizado por la consultora multinacional Randstad en los principales sectores productivos del país, reveló que 44% de los ejecutivos encuestados afirma que la empresa para la cual trabaja no cuenta con personas en situación de discapacidad dentro de su staff de trabajadores.

Realidad mundial

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, más del 5% de la población mundial (360 millones de personas) tiene pérdida de audición (328 millones de adultos y 32 millones de niños).

niños Todos los participantes del taller. / Gentileza Toro & Asociados

"Lo que estamos haciendo en esta alianza de Microsoft con Clocus, es apoyar a quienes tienen discapacidad auditiva, en este caso, dándoles la posibilidad de expandir sus horizontes y desarrollar nuevas herramientas que a futuro le sirvan en su vida laboral. Qué mejor que sean los niños quienes sepan que pueden apoyarse en la tecnología para llegar cada vez más lejos”, comentó Denisse Goldfarb, HR Lead de Microsoft Chile durante la actividad.

En la actividad también estuvo presente el Director Nacional del Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, Daniel Concha, quien destacó la alianza generada entre Coclus y Microsoft, potenciado herramientas para niños, niñas y jóvenes sordos, vinculadas a su autonomía y vida independiente.

“Coclus acerca a la comunidad sorda a tecnologías que les permite ser más autónomos e independientes. La Convención sobre Derechos de las Personas con Discapacidad nos invita a que podamos eliminar barreras que generan la discapacidad, porque la discapacidad no está en las personas, sino que en las barreras existentes en la sociedad. La tecnología las va eliminando y a medida que vamos avanzando tecnológicamente, generamos mayores oportunidades para las personas con discapacidad, como ocurre con este taller donde jóvenes sordos aprende a programar en las propias oficinas de Microsoft”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo