“El rey de la cocaína”: La historia del capo de la mafia italiana que estuvo prófugo 23 años y cayó por un increíble error

Rocco Morabito era uno de los diez delincuentes más buscados del mundo.

Por Publimetro

Francisco Antonio Capeletto Souza, ese era el nombre que ocupaba el capo de la mafia italiana Rocco Morabito que estaba prófugo hace 23 años y que llevaba 13 viviendo en Uruguay como un respetado padre de familia y empresario.

El sujeto había ingresado al país con un pasaporte falso de origen brasileño y según relata El País de Uruguay, en la ciudad de Maldonado nadie sabía realmente quién era y siempre mantuvo un bajo perfil.

Desde 1995 la justicia italiana lo buscaba por asociación ilícita y tráfico de drogas y había sido sentenciado a 30 años de cárcel. Era uno de los principales líderes del cartel 'Ndrangheta.

Morabito había llegado a los 25 años a Milan y ahí se convirtió en el rey de la cocaína, en una ciudad donde la mafia calabresa tenía muy pocos negocios.

Según El País de España, en virtud a su “trabajo”, la ‘Ndrangheta “se convirtió en la principal mafia de Italia” y tras una gran operación para capturarlo escapó a Brasil junto a su esposa Paula Maria De Oliveira Correia, de nacionalidad angoleña y luego se trasladó a Uruguay.

Ahí siguió dirigiendo sus actividades y en los últimos meses Morabito se había vuelto algo más “relajado” luego de más de 20 años sin que la policía pudiera acercarse a sus pasos.

El capo de la mafia se mudó a una gran casa en la ciudad luego de vivir en el campo y comenzó a aparecer en distintas actividades en la zona.

Finalmente, su “escape” llegó a su fin cuando inscribió a su hija de 15 años en un nuevo colegio con su apellido real, lo que inmediatamente activó las alarmas internacionales y fue arrestado el pasado sábado.

La policía incautó 150 fotos carné de Morabito con diferente ropa y tonos de piel, 13 celulares además de numerosos chips, 54 mil dólares en efectivo, una libreta con acciones al portador por US$ 100 mil, doce tarjetas de crédito y débito, una pistola y un cuchillo, detalla Clarín.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo