Le tuvieron que pagar más de $23 millones luego de confundir el glaseado de una dona con cristales de metanfetamina

Al hombre, que asegura que nunca comerá nuevamente una rosquilla dentro de su auto, lo desvistieron, lo esposaron y lo tuvieron 10 horas preso.

Por Camilo Henríquez

Daniel Rushing nunca se imaginó que comer una inocente dona, uno de sus mayores placeres, traería consigo uno de los peores días de su vida.

En 2015, el hombre de 65 años había comprado una rosquilla en Krispy Kreme y la había comido en el interior de su auto. Cuando se dirigía a su casa fue detenido por la policía por un control que parecía rutinario, según indica el New York Daily News.

La policía estaba en la búsqueda de vendedores de droga luego de varios reportes que se quejaban del tráfico en el vecindario y no pudieron dejar pasar una evidencia que ellos consideraron determinante.

En el piso del vehículo se veían unas pequeñas “migajas blancas” y los oficiales de inmediato lo trataron de bajar del auto, sin que antes Rushing les dijera que era sólo un poco del glaseado de la dona que se estaba comiendo hace sólo unos minutos.

Los uniformados no le creyeron, primero pensaron que era cocaína o crack y luego aseguraron que era metanfetamina. Hicieron un par de análisis mientras lo llevaban a la comisaría y según los policías la sustancia resultó ser cocaína.

Al hombre lo esposaron, lo llevaron a la cárcel, donde lo desnudaron y estuvo 10 horas preso antes de lograr salir con una fianza de 2.500 dólares.

A los pocos días finalmente llegaron los resultados del laboratorio al que fueron enviadas las muestras de “cocaína” y lo que se reveló dejó en ridículo a las fuerzas de la ley: era el glaseado de la dona.

Según los jefes de la policía, los oficiales no estaban capacitados para hacer las muestras y por eso en un primer momento "detectaron" que se trataba de drogas.

El hombre demandó a la ciudad de Orlando y tras llegar a un acuerdo le pagarán un total de US$ 37.300, un poco más de $23 millones.

Daniel aseguró que aunque el episodio le complicó mucho la vida nunca dejará su amor por las donas, pero que de ahora en adelante no las comerá dentro de su auto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo