Yo iría al  5 de noviembre de 1955: científico revela la fórmula para viajar en el tiempo

El astrofísico detalló que este tipo de viajes podría realizarse gracias a las pequeñas fluctuaciones cuánticas en el tejido del espacio-tiempo que se han encontrado.

Por Nathaly Lepe
Reproducción
Yo iría al  5 de noviembre de 1955: científico revela la fórmula para viajar en el tiempo

Si el 2017 no ha sido un buen año para ti las declaraciones del astrofísico del Lewis and Clark College de EEUU, Ethan Siegel, podrían darte una luz de esperanza.

Resulta que el científico está convencido -y explicó cómo- de que viajar en el tiempo es posible, aunque sólo pueden hacerse hacia el pasado.

Siegel explicó en un artículo del blog de la revista Forbes, que este tipo de viajes podría realizarse gracias a las pequeñas fluctuaciones cuánticas en el tejido del espacio-tiempo que se han encontrado.

Es decir, si una fluctuación de energía "positiva" y "negativa" se conectara, él piensa que podría conducir al viaje en el tiempo.

En simple, si se cumple esa fluctuación podría crearse lo que se llama “una agujero de gusano” que permitiría dar un salto hacia el pasado a través de una especie de pasaje en el espacio-tiempo.

El problema de la teoría del académico es que la energía negativa aún no ha sido descubierta, aunque está presente en la teoría de la Relatividad General de Albert Einstein.

Siegel detalló así su teoría: “Si la materia de masa / energía negativa existe, entonces la creación de un agujero negro supermasivo y la contraparte de masa / energía negativa, una vez conectados, debería permitir un agujero de gusano atravesable”.

“Una situación ideal para viajes instantáneos a través del espacio. Pero, ¿qué pasa con el tiempo? Aquí es donde entran las leyes de la relatividad especial. Si viajas cerca de la velocidad de la luz, experimentas un fenómeno conocido como dilatación del tiempo”, detalló.

“Esto significa que viajar a velocidades increíblemente altas a través del espacio hace que se mueva más despacio en el tiempo. Un ejemplo alucinante es: si acelero al 99.9% la velocidad de la luz a un destino a 40 años luz de distancia … el objeto puede llegar a su destino en solo un año, y luego regresar en solo otro año, pero de vuelta a la Tierra, habrían pasado 82 años y todo lo que se conoce habrá envejecido tremendamente”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo