El día en que el único ejército sudamericano que peleó en la Segunda Guerra Mundial se enfrentó a la wehrmacht nazi

El 24 de noviembre de 1944, las Fuerzas Expedicionarias Brasileñas, compuestas por 25.300 soldados, se enfrentaron por primera vez a una división de la Alemania nazi, en campaña por Italia.

Por Alejandro Osorio
Soldados brasileños avanzan en la batalla de Monte Castillo.
El día en que el único ejército sudamericano que peleó en la Segunda Guerra Mundial se enfrentó a la wehrmacht nazi

Uno de los aspectos más desconocidos de la Segunda Guerra Mundial fue la participación de FFFA latinoamericanas en el conflicto. Esta “ayuda” en favor de los Aliados tomó fuerza cuando Estados Unidos ingresó al conflicto y, dentro de sus FFAA, muchos latinos formaron divisiones del ejército regular, sobre todo ciudadanos de Puerto Rico, quienes llegaron a luchar en el frente europeo.

Lo más conocido de esta colaboración latinoamericana, sin embargo, son las unidades de combate aéreas, donde destacaron aviadores argentinos y mexicanos. Pero de Sudamérica, el único país que despachó formalmente soldados de sus FFAA al área de conflicto en Europa fue Brasil, quien originalmente dispuso de la creación de tres divisiones para luchar en el concierto europeo.

La batalla por entrar

Brasil luchaba por consolidar una condición de potencia sudamericana y para eso quería reforzar sus vínculos con EEUU y apodar decididamente a la lucha contra la Alemania nazi. El gobierno del presidente brasileño Getulio Vargas insistió ante Washington la necesidad de que fuerzas brasileñas se sumaran a la Lucha Aliada en el control del norte de África, pero los generales estadounidenses desestimaron esta opción, al considerar que la colaboración traería más problemas que aportes.

Pero el gobierno de Vargas aumentó su presión hasta que el mismo Roosevelt ordenó a sus generales aceptar la ayuda brasileñas.

Las FEB Soldados de la FEB / AFP

El Estado Mayor del Ejercito Brasileño dispuso la creación de tres divisiones para despachar a la lucha, pero a la postre solo pudo formar una, por problemas de logística. Esta única división fue bautizada como Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB), compuesta por más de 25 mil soldados.

La FEB recibió la orden de combatir el 13 de septiembre de 1944 y fue posicionada en Italia, con la misión de avanzar al norte, en la conquista total de la península italiana.

El duro bautizo

El duro bautizo para los brasileños llegó 24 de noviembre de 1944, en la conocida batalla de Monte Castillo. La FEB se topó con la 232º División Panzer de la wehermacht. Eran 9 mil alemanes contra 25 mil brasileños, pero la experiencia de las fuerzas nazis y los severos problemas estratégicos de los sudamericanos junto a temperaturas de 15 grados bajo cero, complicaron a la FEB y extendieron la batalla por tres meses.

FEB parche El parche de las Fuerzas Expedicionarias Brasileñas (FEB).

Los brasileños intentaron tres veces conquistar la posición alemana en el Monte Castillo, pero fueron repelidos de forma contundente por los nazis. Los oficiales sudamericanos aprendieron de sus errores y recién al cuarto ataque, después de tres meses, doblegaron la resistencia germana.

Después de ese difícil comienzo, la FEB logro importantes victorias. En los ocho meses de guerra que libró, la FEB registró 443 muertos y más de 3 mil heridos, pero capturó más de 20 mil prisioneros, incluyendo dos generales nazis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo