Apenas se demoró 56 años en llegar: sismo de 7,6 de Chiloé del 2016 es réplica del megaterremoto de Valdivia

Esto de acuerdo a una investigación realizada por científicos nacionales y alemanes.

Por Christian Monzón

El 25 de diciembre del 2016, un terremoto de 7,6 remeció a la isla de Chiloé, generando preocupación en la zona justo el día que celebrábamos la Navidad. Y justamente a días que se cumplan los dos años de este hecho, este sismo vuelve a ser noticia.

Esto porque de acuerdo a un estudio efectuado por expertos del centro de investigación alemán Geomar y de la Universidad de Chile, se determinó que dicho movimiento telúrico fue una réplica, según publicó la Geophysical Journal International.

Y no fue de cualquier temblor, sino que del mayor terremoto en la historia de la humanidad: el de 9,6 que afectó a Valdivia el 22 de mayo de 1960.

De esta manera, la energía se acumuló en dicha zona durante 56 años, ya que ambos eventos acontecieron en el mismo sector. "El límite del evento, las réplicas y la actividad intersísmica son espacialmente similares, pues se localizan aproximadamente a 15 km de la costa y de forma paralela", sostuvieron los expertos.

Por último, el geofísico alemán Dietrich Lange señaló en el mismo estudio que este hallazgo puede tener un efecto más grande del que se cree.

"La energía (de las réplicas) puede ser mayor que la que registramos con los usuales cálculos, lo que puede por ejemplo tener un impacto en las recomendaciones para las construcciones antisísmicas", recalcó.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo