El francotirador que mató 242 nazis y eliminó a tres enemigos con una sola bala

Calificado como “Héroe de la Unión Soviética”, su figura se alza como uno de los tres más grandes francotiradores de la historia.

Por Alejandro Osorio

Era 1942 y la Batalla de Stalingrado se había convertido en el punto que definiría la suerte de la Segunda Guerra Mundial: si caía en manos de las fuerzas nazis, Hitler tendría luz verde para llegar a Moscú y, lo más importante, las reservas de petróleo soviéticas. Mientras que de ganar el Ejercito Rojo, llegaría marchando hasta Berlín, como al final sucedió. En este escenario, tanto la wehrmacht como las fuerzas de Stalin se jugaron por entero por el control de la ciudad, hoy llamada Volgogrado. De ahí, que los combates dejaron más de dos millones de muertos en ambos bandos, transformando a esta batalla en la más sangrienta de la historia de la humanidad.

Vassili Zaitsev Vassili Zaitsev en en la batalla de Stalingrado.

A este combate llegó Vassili Zaitsev, un joven de 26 años que se había criado en los campos de los Urales. Pero este muchacho no era cualquiera. Gracias a que de pequeño fue cazador, primero con arco y flecha y desde los 12 años con rifles, Zaitsev desarrolló una cualidad: era un gran tirador.

Tres al hilo

En Stalingrado, este tirador de la Marina soviética se transformó en un verdadero mito, con muchas historias que nunca han sido confirmadas o desmedidas.

Algunos historiadores plantean que Zaitsev fue despachado a Stalingrado como castigo luego de derribar a un piloto soviético con “fuego amigo”. El tirador se incorporó a la lucha como un soldado más, pero fue designado francotirador luego de que matara a tres soldados nazis que corrían en fila con una sola bala.

Rusos en Stalingrado Tropas soviéticas avanzas entre restos de la maquinaria nazi en Stalingrado. / Getty Images

Después de esa acción, Zaitsev saltó a los más alto de los honores. Ya como francotirador, llevó un registro de cuatro a cinco nazis muertos por día.

La madre de todos los duelos

Cuando Zaitsev sumó 100 muertos, recibió la Orden de Lenin y toda la maquinaria de propaganda soviética se focalizó en las hazañas de este tirador extraordinario.

Tal fue la fama del soviético que Alemania mandó a su mejor francotirador para acabar con la “joya de Stalin”. Así se habría fraguado un duelo del que poco se sabe y que muchos plantean que se trató de un mito. Pero varios historiadores aseguran que el alemán Heinz Thorvald fue el designado para “cazar” a Zaitsev, claro que bajo la chapa de Erwin König. El cambio de nombre respondería a una estrategia nazi para protegerse si Thorvald creía en batalla. Hitler no estaba dispuesto a soportar esa humillación de su mejor tirador muerto por un comunista.

Artillería nazi Stalingrado Artillería alemana en las calles de Stalingrado. / Getty Images

Durante varios días, ambos francotiradores se buscaron hasta que el duelo llegó en la fábrica Octubre Rojo. Zaitsev llevaba un ayudante, quien levantó su casco con un palo y de inmediato recibió un balazo certero del alemán. Thorvald había caído en la trampa: había revelado su posición y cuando se levantó para chequear el resultado de su disparo, Zaitsev lo mató sin problemas con un tiro en la cabeza.

Este duelo, sin embargo, nunca se confirmó fehacientemente. Lo que sí es un hecho es que Zaitsev mató a 242 nazis, 11 de ellos francotiradores en Stalingrado.

El “Héroe de la Unión Soviética” falleció hace 26 años, el 15 de diciembre de 1991 a los 76 años de edad, 10 días antes de que la nación comunista desapareciera.

Salingrado La destrucción de la ciudad en medio de l batalla de Stalingrado. / Getty Images
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo