"No es un monstruo": revelan detalles de la joven que mató a balazos a su novio y luego le dedicó tierno mensaje en Instagram

"Mi hija no es un monstruo", aseguró el padre de Nahir Galarza.

Por Christian Monzón

"Mi hija no es un monstruo, lo digo porque es una chica que no tiene el perfil de ser nada de lo que se cree, ni siquiera fuma, nunca tuvo problemas de adicción. Fue educada dentro de lo mejor que se le puede dar. Hace mucho tiempo se habían peleado con el novio. No quiero justificarla, para nada, pero hace tiempo la llevamos a hacer exámenes y tenía la entrepierna lastimada y estaba golpeada. Ella entrenaba, y el chico del gimnasio le preguntaba qué pasó y ella decía que se había caído de la escalera".

Las palabras corresponden a Marcelo Galarza, el padre de la la joven de 19 años Nahir Galarza, quien asesinó de dos balazos a su novio Fernando Pastorizzo, y luego quiso engañar a todos subiendo una fotografía de ambos a Instagram dedicándole un tierno mensaje.

"5 años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre mi ángel", fueron las palabras de la mujer.

Nahir llegó a declarar como testigo a la justicia, pero luego de ser interrogada por los policías se declaró culpable del crimen, confesando que le sacó el arma a su padre, quien es policía.

Ante esto, el padre relató que no sabía  mayores detalles de la relación entre su hijo y su novio, indicando que seguramente tenían problemas y que ella no quiso ser una carga para él, considerando que es policía.

"Creo que nos quiso cuidar. Y entonces pienso que no nos quiso contar sobre la relación que tenía con el chico porque temía que yo hiciera algo. Seguramente yo hubiera ido a Tribunales para declarar", sostuvo en declaraciones consignadas por La Nación. "Yo lo lamento mucho (…) Creo que ella no quería que yo tuviera problemas y tomó la peor de las decisiones", remarcó.

Por último, Galarza afirmó que él no tenía mayor relación con Pastorizzo. "No sé qué decirte. El chico ni siquiera hablaba con nosotros y le decíamos que él viniera a casa a cenar y no quería. Lo que sí puedo decir que un día fue a rendir un examen y tuvo 100 llamadas telefónicas y hay testimonios de que la golpeaba. No la estoy justificando, sólo quiero saber qué paso y creo que el teléfono que se secuestró es importante para que se determine qué fue lo que pasó", concluyó.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo