Trágica historia de niño que murió aplastado por un suicida no termina: cura no aceptó sepultarlo en su iglesia

La negativa responde a un histórico enfrentamiento entre dos ramas de la iglesia ortodoxa en Ucrania

Por Francisca Herrera

En Ucrania aún no terminan de comprender la tragedia del niño de casi dos años que murió aplastado por un suicida, cuando se conoce un nuevo drama que debe vivir la familia ucraniana.

Cuando los padres del menor querían cerrar este trágico capítulo enterrando a su hijo, el cura de la iglesia a la que asistieron se negó a darle sepultura, según el testimonio de los progenitores de acuerdo con Infobae.

La madre desesperada le imploró al sacerdote, quien se negó al pedido debido a que el pequeño fue bautizado en una iglesia contraria a la que representaba. Ante esto el padre golpeo al cura enfrascándose una pelea que terminó por expulsarlos del templo.

Esta negativa forma parte de la profunda división religiosa que existe en Ucrania, que posee una iglesia ortodoxa de raíz rusa y otra con orígenes ucranianos. La iglesia de la polémica pertenecía a la rama rusa.

"El cura dijo que nuestro hijo no estaba bautizado y que nuestra iglesia era fraude", dijo Roman Polishchuk, padre del niño de acuerdo con el medio.

Por su parte, el sacerdote se excusó afirmando señalando que lo siente por esa gente, "pero hay ciertas líneas que no puedo cruzar. Y un niño bautizado por la iglesia de Kiev es un niño que no está batutizado, y además ese iglesia es una farsa".

El cuerpo del menor tuvo que ser sepultado en la iglesia donde fue bautizado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo