Le dijeron que sólo tenía un resfrío, pero sufrió un terrible ataque de tos que le terminó fracturando una costilla

La mujer tuvo que operarse para reparar la zona costal.

Por Camilo Henríquez

Una mujer de 66 años de Massachusetts llevaba varios días con una tos seca por lo que decidió ir al doctor, el que le terminó recetando algunos medicamentos porque según el diagnóstico sólo tenía una gripe.

Cómo a los 5 días no notó ninguna evolución y comenzó a tener un dolor muy fuerte en un costado además de un moretón horrible y gigantesco, por lo que fue a ver a su médico de cabecera y ahí conoció la verdad.

Según The Sun, la mujer fue sometida a un tomografía y quedó en evidencia que tenía “una fractura desplazada de su novena costilla, lo que significa que la costilla se había roto y los dos extremos se separaron”.

Los doctores determinaron que padecía de tos ferina, una enfermedad infecciosa aguda sumamente contagiosa de las vías respiratorias.

Además, se cree que la factura se produjo durante un ataque de tos, el que fue tan fuerte que terminó con su costilla rota, señala un informe del New England Journal of Medicine.

La mujer finalmente logró recuperarse completamente y tanto a sus cercanos como al personal médico que la trató se le administraron antibióticos de amplio espectro para que no se contagiaran.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo