Le dio ataque de epilepsia mientras manejaba: una bebé muerta y 17 heridos en Brasil

La célebre playa de Copacabana se tiñó de rojo tras un accidente que dejó un saldo trágico de heridos y una muerte.

Por Fresia Ramírez

La noche de este jueves la famosa playa de Copacabana, en Río de Janeiro, se bañó de sangre por culpa de un trágico accidente. Antonio Almeida, el conductor del vehículo Hyundai 130 negro, transitaba por la avenida Atlántida cuando sufrió un ataque de epilepsia.

La acción provocó que el vehículo se subiera a la vereda a la altura de la calle Figueiredo de Magallanes y arrasara con todo a la vista. Almeida, de 41 años fue detenido por la Policía brasileña y traslado al distrito policial 12.

La multitud que transitaba por en un bulevar de la playa Copacabana resultó embestida por el conductor. El resultado fue un saldo de 17 heridos, que presentan distintos niveles de gravedad. Pero sin duda lo peor que dejó la noche fue la pérdida de la vida de una bebé de tan sólo ocho meses de vida.

A pesar de que paramédicos le hicieron reanimación por 50 minutos, nada pudieron cambiar. La pequeña María había dejado este mundo.

Entre los heridos se encuentra un australiano de 68 años que permanece conectado a un respirador mecánico. El resto de los afectados sufrió fracturas y heridas de otras envergaduras.

"Llegamos a tiempo para evitar que lo lincharan. Nosotros llevamos al conductor de inmediato a la comisaría 12ª para que preste testimonio y luego se encamine hacia el Instituto Médico Legal, donde le harán exámenes", le dijo el coronel Angelotti al diario local O Globo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo