Científico asegura que el primer híbrido entre un humano y un chimpancé nació hace casi 100 años

Por Dannae Arias

La idea de que la raza humana sea cruzada con otro tipo de especies, parece descabellada. Sin embargo, un hecho hasta ahora ignorado fue relatado por el científico Gordon Gallup, quien da fe de que este tipo de experimentos se viene realizando desde hace casi un siglo.

Se trata de una entrevista realizada al hombre de ciencia para el medio The Sun, en donde declaró conocer un gran secreto que esconde Estados Unidos.

Según su relato al medio de comunicación, este hombre puede dar fe de que existió una inseminación artificial que insertó semen humano en una chimpancé hembra, lo que habría dado como fruto a una especie macabra. Lo más espantoso, es que la cría habría nacido en 1920.

Este “humanzee” se habría gestado en “el primer centro de investigación de primates”, ubicado en Florida, según afirmó el renombrado científico, quien se hizo conocido en los años 70’ por realizar experimentos con animales.

"Allí, inseminaron a una chimpancé con semen humano de un donante desconocido y afirmaron que no solo quedó embarazada, sino que hubo un nacimiento”, y eso no es todo, "comenzaron a pensar en las consideraciones éticas y morales y el bebé finalmente fue sacrificado”, detalló el científico.

¿Su fuente? Gallup afirmó que fue su profesor de Universidad quien le contó del controvertido experimento. “La fuente que me lo dijo es confiable y atestiguó la veracidad del experimento. Me dijo que el rumor (del "humanzee") era totalmente cierto, y que fue realizado por un científico creíble”, aseguró en una entrevista realizada en 2009.

Actualmente, Gallup es profesor de biopsicología en la Universidad de Albany en Nueva York, y hasta el día de hoy insiste en que este tipo de experimentos son absolutamente factibles.

Otros proyectos inconclusos

En la misma época, un científico soviético llamado Ilya Ivanov intentó crear un híbrido similar, pero con el fin de crear un nuevo tipo de soldado, lo que finalmente no prosperó.

Luego, este tipo de experimentos saltan al año 1967, cuando en la China maoísta se registró una hembra primate que quedó embarazada de un humano, pero luego del estallido de la revolución cultural, abandonaron el experimento y la mona murió por negligencia.

En los años 70’ se hizo conocido Oliver, un chimpancé calvo y bípedo que se hizo conocido mundialmente por su parecido al humano. Lamentablemente, y luego de realizarle muchas pruebas, descubrieron que el macaco tenía 48 cromosomas, dos más que un humano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo