Dejaron los rifles y ahora los envenenan: cazadores furtivos contaminan las frutas y el agua con cianuro para matar elefantes y quedarse con los colmillos

Cuatro cadáveres fueron descubiertos en un parque nacional en Zimbabue.

Por Camilo Henríquez

La maldad del hombre no tiene límites y eso quedó reflejado en una “nueva técnica” que están utilizando los cazadores furtivos para matar elefantes en África para poder sacarle los colmillos y vender el marfil.

Aprovechando la sequía, los delincuentes están envenenando la poca agua que queda disponible con cianuro. También hacen lo mismo con las frutas favoritas de los mamíferos.

El pasado 25 de enero en el Parque Nacional Hwange en Zimbabue fueran encontrados cuatro cadáveres de los animales sin los colmillos, indica Metro.

Aunque esta forma de asesinato de los elefantes no es nueva, las autoridades han informado que debido al aumento de los controles nocturnos, los cazadores están dejando de lado los rifles que los delataban con los estruendos de cada disparo.

El año pasado al menos 53 elefantes fueron asesinados por los cazadores furtivos producto del envenenamiento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo