Arriesgan cadena perpetua: acusan a hermanas de matar a un niño de 3 años tras golpearlo con un bate de béisbol porque se comió un cupcake

Las mujeres dijeron que el pequeño se había ahogado cuando comió el pastelito.

Por Camilo Henríquez

Un terrible caso de maltrato infantil que terminó con la muerte de un niño de tres años conmociona a una comunidad en una ciudad de Atlanta.

LaShirley Morris y su hermana Glenndria, de 27 y 25 años respectivamente, están acusadas de matar a golpes a KeJuan Mason todo porque se comió un cupcake, indica Fox5dc.

Según la policía, la familia señaló que el menor había muerto ahogado, pero la autopsia reveló que falleció debido a “un trauma de fuerza contundente” y no por asfixia.

Las mujeres dijeron que las lesiones que presentaba el menor se debían a que habían tratado de realizarle RCP y en la desesperación golpearon el cuerpo del pequeño, asegura el Ledger-Enquirer.

Los antecedentes indican que luego de comerse el pastelito, LaShirley tomó un bate de béisbol y golpeó en la cabeza al menor varias ocasiones, mientras que Glenndria le pegaba palmadas en el trasero, señala CBS46.

El hecho ocurrió el 21 de octubre del año pasado y luego de pasar 3 meses en la cárcel las mujeres salieron bajo fianza el pasado martes y se las acusó de asesinato, por lo que podrían arriesgar cadena perpetua.

KeJuan estaba bajo la tutela legal de Glenndria, ya que según Geraldine Mason, la madre del niño, se lo habían quitado los servicios sociales porque no tenían un lugar donde vivir.

El 18 de octubre, tres días antes de la terrible muerte, Geraldine le había pedido a un un juez que retirara a su hijo de la tutela después de notar moretones y arañazos, pero su solicitud fue denegado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo