Una “matanza planeada”: sujeto armado con una AK-47 y 200 cartuchos de municiones asesina a dos ex jefes y otro se salva porque no estaba

El hombre fue detenido luego de chocar en su huída y resultar herido tras un tiroteo con la policía.

Por Camilo Henríquez

Un verdadero “rally” de sangre protagonizó un hombre de 45 años en Michigan luego de asesinar a dos de sus ex jefes, herir a dos mujeres y enfrentase a tiros con la policía.

El sujeto, del cual no se entregó su identidad, portaba una AK-47 y 200 cartuchos de municiones para perpetrar su venganza, señala Detroit News.

Ayer, cerca de las 10.30, el sujeto llegó hasta su antigua trabajo en Pennsylvania Road, se dirigió directo hasta una oficina y ahí baleó a uno de sus ex jefes.

Tras su primer asesinato, el hombre salió del lugar, robó un camión que estaba sin el remolque y se dirigió hacia su segundo destino.

Ahí procedió de la misma manera y mató a otro de sus ex jefes de varios balazos por la espalda, asegura Daily Mail.

"Fue directamente a la ventana de una oficina y disparó al individuo en su escritorio”, dijo uno de los testigos.

Pero su plan no terminaba ahí, fue a otra empresa de camiones, pero en el lugar no se encontraba la persona que estaba buscando.

La policía ya estaba tras sus pasos y comenzó una persecución que terminó con un accidente y un enfrentamiento con los uniformados.

Ahí, el sujeto hirió a dos mujeres antes de ser alcanzado por una bala de los agentes. Tras ser arrestado, el sujeto fue llevado a un hospital donde se encuentra bajo custodia.

Según John Blair, jefe de policía de Taylor, el hombre “era un empleado descontento que había tenido problemas anteriormente” y que había regresado para “una especie de venganza”.

En tanto, el sheriff Mike Bouchard aseguró que había sido una “matanza planeada”, ya que “el sospechoso parecía saber exactamente a dónde iba”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo