“Las más ambiciosa en el mundo”: artículo de NY Times destaca lucha contra la obesidad en Chile y cómo la ley de etiquetado acabó con el Tigre Tony

"Podrían ser un modelo de cómo cambiar el rumbo de una epidemia mundial de obesidad que según los investigadores contribuye a cuatro millones de muertes prematuras al año", dice el artículo.

Por Nathaly Lepe

Mataron a Tony el Tigre. Se deshicieron de Chester Cheetah de Cheetos. Prohibieron Kinder Surprise, los huevos de chocolate con un juguete escondido”, así comienza el extenso reportaje con el que The New York Times analiza la estricta ley de etiquetado de alimentos chilena y la eleva como un modelo a seguir para los países que luchan contra la epidemia de obesidad que existe actualmente en el mundo.

El texto, elaborado para la versión en inglés del medio, pone el énfasis en cómo los expertos en nutrición destacan que las medidas establecidas en Chile “ son el intento más ambicioso del mundo para rehacer la cultura alimentaria de un país”.

“Y podrían ser un modelo de cómo cambiar el rumbo de una epidemia mundial de obesidad que según los investigadores contribuye a cuatro millones de muertes prematuras al año”, agrega.

El artículo analiza además la forma en que un país al sur del mundo ha sido capaz de hacer frente a gigantes de la industria alimentaria -pese a las presiones- y los ha obligado a cambiar sus icónicos empaques para cumplir con la normativa.

“Desde que se promulgó la ley alimentaria hace dos años, obligó a gigantes multinacionales como Kellogg a eliminar a los icónicos personajes de dibujos animados de las cajas de cereales azucaradas y prohibió la venta de dulces como Kinder Surprise que usan baratijas para atraer a los consumidores jóvenes”.

En la misma línea se resalta el hecho de cómo se ha eliminado la venta de comida chatarra de los colegios y que se prohíba publicitar este tipo de alimentos durante programas de televisión o en sitios web dirigidos a un público joven.

El texto de NY Times destaca además al senador Guido Girardi como uno de los artífices de que la ley pudiera finalmente seguir su curso y llegar a buen puerto.

“Durante la larga lucha sobre la ley alimentaria, el senador Girardi, de 56 años, atacó públicamente a las grandes compañías alimenticias como "pedófilos del siglo XXI" y antes de que Bachelet asumiera el cargo, pasó semanas protestando frente al palacio presidencial con pancartas que acusaban a su predecesor, Sebastián Piñera. de destruir la salud de la nación al vetar una versión anterior de la legislación”, destaca.

En la misma línea se hace referencia a la forma en que la Presidenta Bachelet “una socialista que también está entrenada como pediatra” insistió en avanzar en el proyecto de Ley de Etiquetado como una forma de abordar los crecientes costos económicos asociados a la obesidad.

Por otra parte, aunque hay una mención a que las tasas de obesidad aún no registran una disminución, si se explica como las empresas se han sumado y han modificado voluntariamente sus fórmulas de producción para evitar que sus artículos aparezcan con las advertencias.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo