Condenado por chanta: Pasó 15 horas en un prostíbulo, se gastó 4.000 mil euros y terminó mintiéndole a su señora y la policía

Aseguró que lo habían drogado y todo era mentira.

Por Camilo Henríquez

Una farra de aquellas fue la que se mandó un ciudadano español, pero que al final terminó de la peor manera.

El sujeto llegó hasta Valencia y decidió darse un día de fiesta. Fue a un prostíbulo, se tomó hasta el agua y terminó gastando 4.000 mil euros en sólo 15 horas.

Tras ello, parece que el hombre, del cual no se entrego su identificación, cayó en cuenta lo que había hecho y no se le ocurrió nada mejor que ir a la policía y denunciar que lo habían drogado y robado, señala El Mundo.

Según el acta que quedó en la comisaría, aseguró que “personas desconocidas le habían inducido a consumir alguna droga, perdiendo la noción del tiempo a partir de las 02.30 horas”.

Dijo que había “recobrado” la memoria al otro día a las 18.00 horas y que cuando volvió al hotel en que se encontraba alojado supo que su mujer había interpuesto una denuncia por desaparición y se dio cuenta que “le habían extraído sin su permiso unos 3.900 euros”.

Sin embargo toda su historia se derrumbo, ya que según el juez la “denuncia interpuesta no se ajustaba a la realidad”.

En la sentencia a que tuvo acceso el medio español, por la que lo condenaron a pagar 2.400 euros, se señala que el sujeto había llegado al prostíbulo Even/Eleven cerca de las 3.34 de la madrugada y salió a las 18.15. El hombre, además, sacó los 3.900 euros del cajero que está en el lugar y como incluso le faltó dinero sacó 900 euros más de la cuenta de la empresa.

Tras su alocado día y viendo el increíble despilfarro, el sujeto armó toda la historia con la que pretendía que le terminaran devolviendo el dinero gastado, pero todo le salió al revés.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo