Deberán pasar 10 años en la cárcel por los crueles y horrendos abusos a su hijo de apenas 41 días que le costaron la amputación de sus piernas

Le provocaron 8 fracturas y se demoraron 9 horas en llevarlo al hospital.

Por Camilo Henríquez

El jurado que condenó a una pareja a 10 años de cárcel no podía dejar de llorar cuando escucharon el relato y la declaración de los padres adoptivos de un niño al que le tuvieron que amputar sus piernas debido a los brutales y horrendos abusos a los que fue sometido por sus padres biológicos.

Tony Smith y Jody Simpson negaron todos los cargos que se les imputaron, sin embargo las evidencias eran claras y fueron sentenciados a una década tras las rejas, señala Mirror.

La pareja causó o permitió, según detalla el fallo, ocho fracturas en las extremidades de su pequeño de sólo 41 días. El bebé tenía fracturas en ambos fémur, en la parte inferior derecha de una pierna y el tobillo, y fracturas en el pulgar izquierdo y dos huesos del pie.

A pesar de que el niño lloraba debido al dolor, los padres no lo llevaron hasta 9 horas después a los servicios de urgencia, ya que estaban esperando que llegara el gásfiter para hacer unos arreglos en la casa.

Cuando llegaron al hospital, las piernas del niño estaban duras e hinchadas, sufrió septicemia y los doctores tuvieron que amputarle ambas extremidades para poder salvarle la vida.

Los investigadores determinaron que las fracturas no fueron causadas por una "manipulación normal o accidental”, del menor, sino por tirones constantes y con una fuerza considerable.

Smith y Simpson recibieron el máximo de condena para este tipo de casos en el Reino Unido, ya que también fueron condenados por “crueldad infantil”, debido a que no le prestaron la asistencia médica necesaria a su hijo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo