Todo por la herencia: padres rusos fingieron su muerte para saber quién planeaba asesinarlos

Los padres recrearon "su asesinato" y el supuesto sicario tomó fotografías como prueba de que el trabajo había sido realizado.

Por Nathaly Lepe

Recrearon una escena falsa, se tiraron en el suelo y ensangrentaron sus cuerpos para hacer creer a su hijo que habías sido asesinados. Pero nada era parte de una broma macabra, sino un plan para descubrir los planes de su primogénito.

El mayor de los hijos de la pareja, un joven ruso de 22 años, quería deshacerse de sus padres para poder cobrar la herencia que le correspondía y ya tenía todo listo, pero cometió un error: le contó sus planes a un amigo.

Al enterarse de la idea el joven concurrió a la Policía y reveló los planes de su amigo generando un operativo que involucró a un agente encubierto y a las futuras víctimas, sus padres.

La representante oficial del Ministerio del Interior de Rusia, Irina Volk, detalló a los medios locales como se planificó la trampa: un agente especial se hizo pasar por sicario y le pidió tres millones de rublos -unos US$53 mil- los que serían entregados tras la muerte de los padres.

El joven detalló la rutina de sus padres y las cámaras que habían en su casa, para evitar que quedara algún indicio de lo ocurrido, según reproduce Infobae.

Tras armar el plan, los padres recrearon "su asesinato" y el supuesto sicario tomó fotografías como prueba de que el trabajo había sido realizado.

El autor intelectual se mostró complacido por el trabajo e inició los trámites para el cobro de la herencia, lo que permitió a la policía detenerlo el pasado 18 de febrero.

El joven confesó y aseguró que quería asesinar a sus padres porque no le daban dinero y que incluso había intentado el mismo terminar con la vida de ambos en otras dos ocasiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo