“Mentirle así a tus hijos es repugnante”: le contó a su familia que tenía cáncer y le quedaban 4 meses, pero todo era un engaño para casarse con su amante

El sujeto vivió una doble vida durante años.

Por Camilo Henríquez

El Día de los enamorados de este año no lo olvidará nunca Michael Eels, ya que el 14 de febrero entró a la cárcel con una pena de 90 días por bigamia.

El sujeto de 59 años vivió por años una doble vida y quedó al descubierto por un viejo mensaje de Facebook, señala el Daily Mail.

El año 2009 Eels reunió a su familia (su esposa y sus tres hijos) y les dijo que le habían diagnosticado cáncer, que los doctores le dieron de 3 a 4 meses de vida y que tenía que partir a Newcastle para iniciar el tratamiento que le podía dar esperanza.

Nadie cuestionó su partida, sin embargo todo era un miserable engaño, ya que el sujeto armó toda esa trama para poder casarse con su amante Sally Howard.

Durante años pasaba de casa en casa, en una decía que volvía para hacerse el tratamiento y en otra que salía en viaje de negocios.

En 2013, Sally Howard comenzó a dudar de su marido, hizo algunas averiguaciones y le envió por Facebook un mensaje a Andrea Etheridge, la primera esposa de Eels.

Sin embargo, Andrea nunca entraba a la red social y tres años después, en 2016, recién vio la pregunta de la desconocida, en la que le consultaba si ella “también estaba casada con Michael”.

Tras responderle que sí, acordaron juntarse y ahí cada una mostró sus certificados de matrimonio que acreditaban la relación con Eels. Andrea no dudó y de inmediato hizo la denuncia a la policía.

“Todo fue un montón de mentiras. Me siento estúpida y traicionada, y me pregunto cómo me enamoré de él”, señaló.

Tras enterarse de la noticia, Andrea dice que quedó muy decepcionada porque le habían creído absolutamente todo.

“Estábamos rezando para que saliera adelante y siempre estuvo sano y casado con otra mujer”, puntualizó.

Luego vino la difícil tarea de contarles a sus hijos, lo que calificó como "lo más difícil que he tenido que decirles”.

Hannah, una de las hijas de Eels que ahora tiene 19 años, indicó que su padre les contó con lágrimas en los ojos que tenía cáncer y mostró toda su indignación por la terrible mentira.

"Tenía unos diez años y estaba devastada. Decirle una mentira así a tus hijos es repugnante”, apuntó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo